Compartir

El Gobierno de Formosa, a través del ministerio de Desarrollo Humano y diferentes esferas del estado provincial, continúa intensificando, en toda la provincia, las múltiples acciones que apuntan a prevenir la enfermedad del dengue, cuyo vector es el mosquito Aedes Aegypti

El objetivo de la campaña se basa en la eliminación de sus criaderos, el uso frecuente del repelente y la aplicación correcta del larvicida Bacivec, que son provistos por las brigadas a los vecinos, momento en que se le explica su forma de uso y dosificación en los reservorios de agua que no pueden eliminarse de las casas.

Para ello, los operadores sanitarios llevan adelante un importante despliegue que abarca todas las localidades de la provincia; donde además de las acciones sanitarias, dialogan con los vecinos para difundir y concientizar sobre las medidas que deben llevarse adelante para prevenir los criaderos de este insecto.

En cada visita a los vecinos efectúan una minuciosa inspección de los patios, acompañado de descacharrizados, rociados con insecticidas a través de máquinas manuales, entrega de repelentes y larvicidas; y enseñan cuáles son las medidas que deben cumplirse para evitar la presencia del mosquito en los hogares, su reproducción y en consecuencia la enfermedad.

La prevención es tarea de todos

Respecto a las tareas integrales para el control del mosquito, el referente del Departamento del Control de Vectores y Zoonosis de la cartera de salud provincial, veterinario Alejandro Romero, explicó que la campaña aplica una serie de estrategias que apuntan a evitar el desarrollo del mosquito o eliminarlo en sus distintas fases: acuática (huevo, larva y pupa) y aérea (insecto adulto con alas).

“El personal sanitario recorre casa por casa. Lleva los mensajes de prevención a las familias, explicando, paso a paso, cada una de las medidas que todos debemos implementar para erradicar o tratar adecuadamente cada uno de esos recipientes, evitando que el mosquito se aloje, ponga sus huevos y se reproduzca; entrega repelentes y larvicidas, demostrando en cada caso la correcta y adecuada aplicación de cada uno”, añadió Romero.

“La prevención del dengue requiere del compromiso y la responsabilidad de todos. Debemos acompañar a las brigadas, permitiéndoles entrar a las casas para hacer su trabajo y tomarnos un tiempo del día para cumplir con las medidas preventivas. Todos tenemos un rol y debemos colaborar, desde el lugar que nos toca, en la lucha contra el mosquito y contra la enfermedad”, recalcó el especialista en el control de vectores.