Compartir

Equipos de salud amplían la cobertura con visitas a las casas de los vecinos para ampliar la cobertura sanitaria

Profesionales que prestan servicios en el hospital distrital de Ingeniero Juárez y en el centro de salud del Barrio Obrero de la misma localidad, se trasladaron hasta las comunidades La Nueva Misión Pozo Yacaré y Campo Grande para brindar asistencia a las familias inundadas y fortalecer las atenciones que dispensa el equipo de salud local.

Ambas comunidades se encuentran en el área de cobertura del mencionado nosocomio y fueron afectadas por las abundantes lluvias caídas recientemente. En tal sentido, para atender a las demandas sanitarias de sus habitantes, equipos de la red de salud pública provincial desplegaron un nuevo operativo sanitario.

Acerca de las acciones realizadas, los profesionales intervinientes detallaron que “Hicimos controles y atenciones integrales de salud a todos: bebés, niños, adultos, abuelos y embarazadas”. Asimismo, el equipo de enfermeros y vacunadores “se ocupó de hacer revisiones de la piel”, controlar los carnets de vacunas y “aplicar las dosis faltantes establecidas por el calendario para tener al día los calendarios”. Acerca de ello explicaron que “en todo momento es fundamental tener al día las vacunas, en todas las edades”.

También se promocionaron cuidados y medidas para evitar “enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti como el dengue, zika y chikungunya”; como también picaduras provocadas por otros insectos.

En este marco, recordaron a los vecinos la importancia de proteger el cuerpo con repelente “que debe ser aplicado cada dos horas como mínimo”. También cubrirse con ropas de mangas y botamangas largas. Pero sobre todo eliminar de “la vivienda y cercanías recipientes en los que pueda criarse el mosquito, teniendo en cuenta que esta especie solo vive, se cría y reproduce en agua limpia”.

Del mismo modo, los profesionales difundieron medidas de alerta para evitar las mordeduras de ofidios “porque estos animales buscan las alturas cuando su hábitat se ve inundado y así se van acercando a las casas. Por eso es necesario mantenerse atentos para evitar estos episodios, además de saber cómo actuar en el caso de que una persona de la casa sufra una mordedura”.