Compartir

El ministerio de Desarrollo Humano provincial recuerda que mediante una carta documento, esa obra social les prohíbe realizar traslados de emergencia, urgencias y traslados domiciliarios

Luego de una carta documento que fuera enviada hace poco más de un mes, por el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados – PAMI – al Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, donde la obra social de los jubilados intimó a la cartera sanitaria provincial a dejar de brindar servicios de traslados: de Urgencia, Emergencia y Domicilios; cada vez son más los afiliados en situación de abandono, que en caso de emergencia se encuentran desamparados. Ante esta lamentablemente situación, desde la cartera de salud provincial, explicaron que luego de la intimación del PAMI que les prohíbe realizar traslados mediante el SIPEC, tristemente se encuentran “atados de pies y manos”.

En medio de esta situación, crece la cantidad de abuelos afiliados que se encuentran “a su suerte” en un caso de urgencia.

“Es lamentable y doloroso, como médicos y enfermeros nos duele que pase esto. Por una decisión autoritaria e injustificada por parte de esa obra social nacional, no se nos permite ayudar a los abuelos, hay que entender que muchas veces un traslado a tiempo y en las condiciones adecuadas dentro de la ambulancia hace una gran diferencia a la hora de salvar una vida”, expresaron trabajadores de SIPEC (Sistema Integrado Provincial de Emergencia y Catástrofe).

 

Prohibición

 

Es por eso, que sí bien desde los centros de salud y hospitales comunican cuál es el número de 0800 al que deben llamar los afiliados del PAMI en caso de urgencia, emergencia o necesidad de cualquier tipo de traslado, desde el Ministerio de Desarrollo Humano local aconsejan a los abuelos del PAMI que concurran a su obra social para que les expliquen cómo manejarse, ya que al sistema de salud pública no le permiten brindar ayuda.

Por último, la cartera sanitaria provincial recordó a todos los afiliados del PAMI que su mayor deseo es brindar cobertura a cada ser humano que lo necesite, sin importar cuál es su obra social o bandería política, sin embargo, ante la intimación mediante carta documento interpuesta por esa obra social de los abuelos, se les prohíbe al sistema público de salud brindar traslados de cualquier índole en caso de emergencias o urgencias. “No solo es una injusticia para los afiliados, sino que es un saboteo a nuestra profesión y vocación de servicio”, dijeron los pr