Compartir

En la localidad de San Martin 2, se llevó acabo esta semana una nueva jornada de vacunación antirrábica, como también de desparasitación canina y felina

Respecto al accionar realizado en la mencionada localidad, los responsables del área de Zoonosis del ministerio de Desarrollo Humano provincial explicaron que “Como se hace habitualmente, en esta oportunidad, un grupo de operadores trabajó durante la jornada para dar cobertura tanto de vacunas como de desparasitación, a la mayor cantidad posible de perros y gatos”.

Sobre la modalidad de llevada adelante, detallaron que “en cada lugar al que llegamos, en primer lugar nuestros técnicos y brigadistas se ponen en contacto con el equipo del hospital o centro de salud local de referencia y posteriormente con los representantes de la municipalidad”. De esta manera, se lleva a cabo una labor conjunta en beneficio de la comunidad y sus mascotas.

Al referirse al objetivo que tiene este programa sanitario anual, enunciaron que “buscamos evitar la transmisión de la rabia”. Para alcanzar este propósito remarcaron que la técnica más adecuada y efectiva “es la aplicación de esta vacuna preventiva que debe aplicarse tanto a perros como a gatos, que en nuestra zona, se contagia principalmente por la saliva infectada de estos animales”.

En relación a la respuesta de los vecinos, propietarios de mascotas en cada uno de los operativos, destacaron “la conducta responsable que manifiestan”, recordando asimismo que las mascotas necesitan “del compromiso de sus dueños” para estar vacunados y protegidos de enfermedades.

A la vez insistieron que mediante las vacunas a las mascotas también se evita que las personas sean contagiadas y contraigan esas enfermedades.

¿Qué es la rabia?

Es una enfermedad infecciosa causada por un virus. En nuestro país la padecen especialmente los perros y gatos; sin embargo también otros animales silvestres como los murciélagos y zorros e inclusive ciertos mamíferos domesticables como el ganado que pueden ser portadores del virus.

Puede transmitirse al ser humano a través de la saliva del animal infectado, por lo tanto, es obligatorio vacunar a perros y gatos a partir de los tres meses de edad y revacunarlos anualmente.

Se recuerda que las vacunas aplicadas mediante estos operativos dispuestos por la cartera sanitaria provincial son completamente gratuitos; solo se requiere acercar a las mascotas a los puestos de vacunación establecidos en cada uno de los pueblos, poblados y localidades visitadas.