Contra el dengue, chikungunya y el zika

Compartir

Desde la cartera de Salud  se informó que durante este lunes continuarán los intensos e ininterrumpidos trabajos en varias localidades del interior, en el marco de la campaña contra el dengue y la chikungunya que tiene lugar diariamente, fines de semana y feriados inclusive, en distintos puntos de la provincia de Formosa.

Desde el Departamento de Control de Vectores y Zoonosis, dependiente del ministerio de Desarrollo Humano local, indicaron que las acciones domiciliarias se realizarán con los vecinos, con quienes se dialogará sobre las medidas preventivas a tener en cuenta, se procederá al descacharrizado de elementos que puedan contener agua limpia y servir de criaderos a los mosquitos, tanto en los patios como alrededores; además se le entregará repelentes y material gráfico informativo.

Paralelamente, se realizarán las actividades de fumigación espacial, rociados y descacharrados en lugares públicos y espacios comunitarios, los cuales se llevarán adelante con móviles provistos de maquinarias especializadas, como fumigadoras y termonieblas.

Estas acciones se harán en los barrios: El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigua, El Quebranto, 20 de Julio, 6 de Enero, El Quebranto, Antenor Gauna, La Floresta, Venezuela, La Paz, Federación, Mariano Moreno, Independencia.

Se recordo a la comunidad  que a pesar de los días frescos es fundamental poner en práctica, de manera diaria, las medidas preventivas que puedan evitar  los virus del dengue, zika y  chikungunya. La medida clave es eliminar todos los recipientes u objetos donde el mosquito pueda criarse y desarrollarse: sin importar que fuera pequeño, como una tapita de gaseosa; o grande, como tanques o depósitos de agua.

Para ello, es necesario desechar todos los recipientes que no son de utilidad, como: latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros.  Además, debe evitarse la acumulación de agua (especialmente durante los días de lluvia y los posteriores) en aquellos objetos que se utilizan diariamente, tapándolos herméticamente, colocándolos boca abajo o bajo techo como los baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes.

También, deben protegerse las diferentes partes del cuerpo de la picadura de mosquitos utilizando repelentes, que deben ser renovados cada tres horas. Asimismo, en las puertas y ventanas se deben colocar telas mosqueras para evitar el ingreso de estos insectos, y aplicar en los ambientes insecticidas en spray o aerosol, espirales o tabletas matamosquitos.