Compartir

Continuando con las tareas de inspección semanal, la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de la Ciudad visitó, durante los últimos 7 días, un total de 80 locales comerciales

A lo largo del recorrido efectuado por los agentes del área, fueron decomisados, por encontrarse en mal estado, 14,730 kilos de alimentos y 27,500 litros de bebidas.

En esta oportunidad las inspecciones fueron realizadas en supermercados, panaderías, heladerías, bares y restaurantes, minimercados, vendedores ambulantes, espectáculos públicos y hoteles. Entre estos, la mayor cantidad de mercadería no apta para consumo fue encontrada, y retirada de inmediato, de kioscos y minimercados.