Control y vacunación de calendario para niños de los barrios de Las Lomitas

Compartir

Atenciones, seguimiento y entrega de medicamentos

Un nuevo operativo para seguir de cerca la salud de los más pequeños, fue llevado a cabo por un equipo de salud del Hospital Distrital de Las Lomitas, que a través de una nueva recorrida programada, llegó al barrio San Luis para reforzar las atenciones que allí se ofrecen diariamente.

Mediante la modalidad de trabajo en conjunto con los colegas locales, se brindó el denominado control del niño sano, destinado a detectar tempranamente factores de riesgo, trastornos, o enfermedades crónicas que pueden presentarse sin síntomas y que solo pueden advertirse a través de puntuales exámenes médicos, según informaron los pediatras.

Dicho control abarcó: mediciones antropométricas de peso y talla, de la frecuencia cardiaca y respiratoria, del perímetro cefálico y abdominal, más completos exámenes nutricionales y neuromotrices, establecidos para cada una de las etapas del crecimiento infantil.

En algunos casos, de acuerdo al diagnóstico previo luego de las atenciones, fueron solicitados estudios complementarios, como análisis de laboratorio, Rx y ecografías; como también interconsultas con especialistas en el Hospital de Las Lomitas.

Asimismo, se efectuó el seguimiento a los chiquitos con enfermedades crónicas, en quienes se acentuaron los diversos controles a fin de corroborar su buen estado de salud. Al respecto, los médicos señalaron que “ellos necesitan una atención más pormenorizada, para adecuar las indicaciones cada vez que sean necesarias, tanto en el caso de los medicamentos como para algunos cuidados especiales que deben tener por su condición”.

Del mismo modo, fueron evaluados los chiquitos con síntomas de enfermedades estacionales, primordialmente las asociadas a las altas temperaturas en esta época del año.

“Recalcamos a los padres la importancia de mantener a los niños hidratados, en los lugares frescos, a la sombra y de ser posible refrescarlos cada tanto. Y en el caso de los bebés y menores de 1 año, dar el pecho a demanda para evitar la deshidratación”, expresaron.

En la misma jornada, fueron revisados los carnets de vacunación y fueron aplicadas las dosis faltantes para completar las vacunas incluidas en el Calendario, teniendo en cuenta las edades y condiciones específicas de salud de cada niño.

En este marco, recordaron la necesidad de tener siempre al día todas las vacunas para evitar enfermedades, sobre todo en los niños de corta edad “porque tienen un sistema de defensas débil que debemos reforzar con la inmunización”.

Para completar fueron entregados los medicamentos recetados por los médicos, complejos vitamínicos y cajas de leche.