Compartir

El equipo de profesionales del hospital El Potrillo lleva adelante distintas acciones con el objetivo de controlar la salud de los integrantes de las familias que habitan en esta y otras comunidades de la zona, entre ellos atenciones pediátricas y vacunación a los niños de distintas edades.

Desde el nosocomio que depende del Ministerio de Desarrollo Humano provincial explicaron que en el lugar es permanente la cobertura sanitaria, la que se concreta a diario a cargo de un equipo interdisciplinario de profesionales, entre médicos, enfermeros, agentes sanitarios y otros.

«Esta semana un grupo de niños recibieron controles de salud en la escuela primaria. Son nuestros pacientes y con visita a la institución educativa se hacen varios exámenes preventivos», explicaron desde el mencionado efector ubicado en el oeste formoseño.

Así como revelaron que por medio de esta extensa labor se hacen también «controles antropométricos (medición de peso y talla), exámenes odontológicos y se aplican las dosis necesarias que forman parte del Calendario nacional de inmunizaciones.

Las jornadas incluyen igualmente «promoción de hábitos saludables, por medio de la utilización de estrategias pedagógicas que posibilitan que los chicos participen activamente en cada una de las consejeríasque vamos programando».

Los coordinadores del operativo en terreno revelaron que en cada una de las consejerías se brinda a los niños y familias información de primera mano, de la misma manera «se los alienta a mantener las sencillas medidas destinadas al control integral de la salud».

El Potrillo es una comunidad originaria wichi situada en el oeste Provincial, a aproximadamente 500 kilómetros de distancia de la capital. Desde el hospital local y a través de la labor de profesionales, disposición de equipamientos e insumos y otros recursos, se mantiene una permanente cobertura en materia de salud.