Compartir

Niños que cursan el Jardín de Infantes 27 “Nuestra Señora de los Ángeles” de Clorinda, fueron destinatarios de nuevos controles de salud llevados a cabos en el establecimiento educativo por parte de un equipo del centro de salud del barrio Toba de la citada ciudad fronteriza.

Médicos, odontólogos, vacunadores y enfermeros tuvieron a su cargo realizar a  los pequeños múltiples exámenes para corroborar su buen estado de salud y detectar de manera temprana cualquier tipo de patología que pueda tratarse oportunamente.

Entre las completas evaluaciones se hizo hincapié en el control antropométrico: peso, talla, estatura; presión arterial, temperatura, latidos cardíacos. Asimismo se establecieron controles bucodentales, de vista y oído, y otros chequeos pediátricos orientados a vigilar la salud integral de cada niño.

También fueron aplicadas las vacunas establecidas por el calendario vigente para esta edad y fueron promocionados cuidados básicos y hábitos saludables para mantener una buena calidad de vida y evitar enfermedades, principalmente las respiratorias muy frecuentes en la época invernal.

Al respecto, los odontólogos enseñaron a los niños a cuidar las piezas dentarias y la salud de la boca en general. Para ello demostraron a los niños como debe hacerse el cepillado a través de prácticas con muñecos y moldes, incentivándolos a un mejor aprendizaje sobre la importancia de la higiene bucal.

En el marco de este operativo sanitario, el equipo de salud recordó a los padres que acompañaron a sus niños que los controles médicos deben ser “periódicos y en el tiempo indicado sin esperar estar enfermos”. Y recalcaron que “los cuidados, hábitos saludables, vacunas y controles médicos contribuyen a que los niños tengan un adecuado crecimiento y desarrollo”.