Compartir

El Nuevo Mistolar es una comunidad compuesta por familias originarias wichí y se encuentra ubicada a unos 20 kilómetros de la localidad cabecera, en el oeste de la provincia. En el lugar, profesionales del ministerio de Desarrollo Humano formoseño indicaron que “visitaron las casas de los vecinos, y en cada lugar aplicaron vacunas y también brindaron atenciones de salud tales como control de la presión arterial, glucemia, peso, talla, entre otros controles de salud”.

Explicaron que “en la oportunidad, como es habitual y de manera programada, profesionales de la salud completaron en terreno atención de la salud en distintas especialidades: medicina general, pediatría, obstetricia, odontología, enfermería, entre otros; así como también controles de crecimiento y desarrollo en el caso de los niños y captación de embarazadas”.

Además “entregamos medicamentos, según prescripción médica, y se brindó consejería sobre distintos temas, como por ejemplo la importancia de tener el calendario de vacunación completo, la importancia del estudio del Papanicolaou (PAP) en mujeres, la aplicación de la vacuna contra el HPV en las niñas y niños, alimentación saludable, entre otros puntos”, detallaron los profesionales que trabajaron en el lugar.

Diagnóstico

En el caso de los pacientes con diagnóstico de  enfermedades crónicas o de otras patologías “se realizaron las consultas pertinentes que son partes del seguimiento que se hace a cada paciente, y se les indicó la continuidad de los tratamientos, según cada caso; además se entregó de forma gratuita la medicación indicada.

Finalmente se entregaron también suplementos alimentarios en los casos requeridos, a niños y adultos mayores, en el marco de los intensos trabajos que viene teniendo lugar en terreno y casa por casa, en las distintas comunidades rurales y originarias.