Compartir

En este caso, el accionar fue desplegado en el JIN 9 “Gladys Elizabeth Sánchez”. Allí los jardineritos fueron destinatarios de numerosos controles brindados desde el Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar.

El equipo estuvo conformado por médicos, enfermeros, vacunadores y odontólogos, quienes realizaron consultas y atenciones con  medición de la tensión arterial, peso y talla, complementado con un completo examen nutricional. También efectuaron control de la temperatura, agudeza visual y auditiva; examen motriz, físico y clínico pediátrico general.

Por su parte, desde el servicio de odontología se establecieron las revisaciones necesarias con la respectiva confección de los odontogramas. Seguidamente los niños que necesitaban atenciones fueron derivados al centro de salud con turno programado para la atención.

Todo fue acompañado con consejos para cuidar la salud bucodental, “principalmente alentamos a los niños a cepillarse los dientes luego de cada comida y antes de dormir para evitar la formación de caries y otros deterioros que puede causar la falta de higiene”. Con demostraciones, fue reforzada la enseñanza de las técnicas de cepillado correctas y uso del hilo dental para mantener la higiene de la boca y los dientes.

Como parte la jornada, también fueron controlados los carnets de vacunación y colocadas las dosis faltantes que corresponden a los niños en estas edades. Los vacunadores recordaron a los padres presentes que “las vacunas que se encuentran incorporadas al calendario vigente son gratuitas pero también obligatorias” por lo tanto “deben recibirse en tiempo y forma para lograr la efectividad que se espera para la prevención de muchas enfermedades”.

Aprovechando la visita, además de promover las vacunas, el equipo de salud alentó a la comunidad educativa: jardineritos, docentes y padres a “poner en práctica todos los días hábitos de vida saludables que impulsen la buena salud y una mejor calidad de vida para todos”. Entre ellos mencionaron: alimentarse mayormente con frutas y verduras dejando de lado “lo que conocemos como comidas chatarra porque son muy perjudiciales”.

Asimismo resaltaron la importancia del lavado de manos frecuente “antes de comer y luego de ir al baño” como una de las maneras más “eficaces para prevenir el ingreso de virus y bacterias a nuestro organismo”, y por lo tanto “de evitar el desarrollo de enfermedades”. Señalaron igualmente, los controles médicos periódicos y los chequeos anuales de rutina en todas las edades.