Coronavirus: Un porcentaje importante de adultos mayores de 80 a 85 años que viven en el circuito cinco fueron vacunados en sus domicilios

Compartir

En el marco de la campaña de vacunación que se viene concretando contra el COVID 19 en la provincia desde diciembre pasado, el último fin de semana se realizó la vacunación a los adultos mayores de 80 años que residen en la capital formoseña.

Para el cumplimiento de este accionar, fueron dispuestas distintas escuelas, distribuidas en varios puntos geográficos de la ciudad, que funcionaron como centros de vacunación donde concurrieron los adultos mayores para recibir, en este caso, la primera dosis de la vacuna.

Por su parte, los abuelos que tenían problemas de movilidad y no podían trasladarse, pudieron acceder igualmente a la inmunización, mediante la vacunación en sus propios domicilios.

Al respecto, el Dr. Marcelo Silva, director del Centro de Salud 8 de Octubre, ubicado en la jurisdicción cinco capitalina, quien estuvo a cargo de la coordinar la vacunación en dicho distrito, destacó que en su área de cobertura fueron aplicadas “cerca de 100 vacunas en el domicilio, para lo cual se movilizó al personal de varios centros de salud de este nuestro distrito, más la colaboración de los militantes por la salud y la vida”.

“Fue una tarea muy importante. Gracias a este trabajo y al esfuerzo conjunto pudimos llevar la vacuna a las personas de este grupo etario que debían vacunarse pero no podían movilizarse por diferentes problemas de salud. La aplicación de la primera dosis fue asentada en el carnet de vacunación como corresponde y ya se les dejó la fecha en la que deben aplicarse la segunda dosis”, reveló con orgullo, en el nombre del equipo de salud y de todas las personas que se involucraron en esta cruzada de lucha contra la pandemia.

Añadió que “realmente fue para nosotros una satisfacción inmensa de poder facilitarle a los abuelos el acceso a la vacuna. Y a la vez, los abuelos se mostraron muy contentos y agradecidos. La vacuna es para ellos la esperanza de protegerse del virus. Vamos a seguir haciendo lo mismo, con el mismo compromiso, para los adultos mayores de los distintos grupos etarios que aún faltan vacunarse”.

En la misma línea señaló que para lo anterior, los familiares o conocidos “se acercaron a las escuelas con el DNI de la persona que debía vacunarse y pidieron que bajemos al domicilio y así lo hicimos”. Mientras que otros “que también tenían problemas para trasladarse pero pudieron llegar hasta las escuelas en el vehículo de algún familiar, recibieron la dosis en el móvil. Los vacunadores salieron al encuentro para garantizar la comodidad de los abuelitos y el registrador que acompañó, tomó nota de la aplicación”.

Silva extendió un “especial y enorme agradecimiento a todo el equipo de salud que manifestó su tan buena predisposición para llevar adelante esta campaña tan valiosa para los adultos mayores”. Recordó que “La consigna de nuestro gobernador es que estemos atentos a las necesidades de nuestros adultos mayores, sobre todo en este tiempo de pandemia en el que son una de las poblaciones más vulnerables”.