COVID 19: 21 pacientes permanecen en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica

Compartir

Además, se anticipó que, al finalizar con la vacunación de mayores de 60, se iniciará la inmunización en pacientes de riesgo de 59 a 18 años.

El médico infectólogo Julián Bibolini, brindó un nuevo parte de salud de los 476 pacientes que cursan la infección por COVID19 en la provincia de Formosa; e indicó que, 21 de ellos permanecen internados en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Interdistrital para la Contingencia Evita, con asistencia respiratoria mecánica.

El total de diagnosticados están distribuidos en los diferentes Centros de Asistencia Sanitaria (CAS), domicilios y en el nosocomio mencionado se ubican 79 pacientes que, por sus cuadros clínicos requieren más atención.

“A su vez 21 tienen cuadro grave, todos con asistencia respiratoria mecánica y el 100% en la Unidad de Terapia Intensiva. Tienen afectación del pulmón, necesitan el aparato que le insufla el pulmón, pero además hay un grupo de pacientes que tiene afectado otros órganos, que son pacientes críticos y tienen peor pronóstico que los otros”, detalló el especialista.

El resto de los pacientes están bajo seguimiento médico y ante cualquier duda o empeoramiento se los traslada al Hospital Evita.

Campaña de Vacunación

En otro orden, Bibolini explicó que las vacunas son aplicadas estratégicamente “por riesgo” de fallecer y de adquirir la infección, en éste último grupo se encuentra el personal de salud, por ejemplo, porque están más expuestos al virus.

“En lo que respecta al riesgo de morir, en Argentina el 85,5% aproximadamente de los casos que fallecen son mayores de 60 años, por lo tanto, se eligió ese grupo prioritario para poder vacunar”, indicó el profesional.

Y aclaró: “Como mayores de 60 años son muchas personas, no se dispone de toda la cantidad al mismo tiempo para vacunar todos juntos, a su vez se tuvo que subestratificar, buscar aquellos de mayor riesgo dentro de los mayores de 60, porque prácticamente la mortalidad es altísima en mayores de 80, se arrancó con esas edades. Los nacidos de 1950 para abajo están vacunados”.

En esa línea, Bibolini anticipó que, a medida que lleguen las vacunas a la provincia, “se irá bajando la edad”, ya que aún faltan vacunar a los de 65 a 70 años y los de 60 hasta 65 años; y una vez finalizada esa etapa, se inmunizará a las personas que son pacientes de riesgo.

“Tengan o no tengan comorbilidades, mayores de 60, todos deben estar vacunados”, sentenció.

En ese sentido, el médico señaló que, los pacientes entre 59 y 18 años que tienen comorbilidades de base, serán prioritarios para la vacunación, “porque como sabemos las personas que peor evolucionan son los hipertensos, los diabéticos, oncológicos o alguna inmunodeficiencia”.

“Aun no comenzamos todavía con este grupo, porque no disponemos para terminar de vacunar a los de 60 años. Hay mucha gente que está muy ansiosa de vacunarse, nosotros también queremos que se vacunen, pero ahora estamos abocados a ese grupo de mayor posibilidad de fallecer, que son los mayores de 60, cuando terminen esta etapa, se pasará a la siguiente etapa, que dependerá que tengan una comorbilidad para poder incluirlos”, concluyó.