Compartir

Otras 443 personas murieron y 12.969 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras crece la preocupación por la evolución de la pandemia en distintas provincias, donde la curva de casos presenta una forma “muy empinada”, según advirtió el infectólogo Eduardo López.

De acuerdo a estas cifras difundidas en la noche del viernes, el total de fallecidos reportados oficialmente a nivel nacional desde el inicio de la pandemia se elevó a 15.208, en tanto que los contagiados llegaron a 691.235.

Entonces, se registraron en la provincia de Buenos Aires 5.600 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 926; en Catamarca, 6; en Chaco, 120; en Chubut, 207; en Córdoba, 1.575; en Entre Ríos, 165; en Jujuy, 193; en La Pampa, 25; en La Rioja, 106; en Mendoza, 768; en Misiones, 2; en Neuquén, 105; en Río Negro, 227; en Salta, 469; en San Juan, 8; en San Luis, 94; Santa Cruz, 139; en Santa Fe, 1.728; en Santiago del Estero, 94; en Tierra del Fuego, 37; y en Tucumán 383.

En este contexto, el infectólogo Eduardo López advirtió que el crecimiento de casos que se observa en varias provincias argentinas se puede representar con una curva “muy parecida a la que se observó en un principio en España e Italia, con una forma muy empinada”.

Opinó que a diferencia de lo que sucedió en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), “donde la curva de crecimiento de los casos fue prolongada en el tiempo por efecto de la cuarentena”, en el interior el crecimiento “se dio en forma rápida”.

“Pareciera que son dos curvas distintas, a la luz de lo que se está viendo, con lo cual no podemos definir si lo de algunas provincias se va a extender tres o cuatro meses o se cortará rápidamente”, indicó López.

“Creo que en algunas provincias con gran cantidad de casos el período se va a achicar un poco”, agregó el integrante del Comite de Expertos que asesora al presidente Alberto Fernández, y apuntó que el aislamiento social “fue prolongado pero no se cumplió del todo por el cansancio de la población”.

También dijo que la lección aprendida “es que nos faltó testear, rastrear y aislar. El testeo y el aislamiento son las herramientas que han tenido mayor éxito en países como Italia, donde la tendencia es ahora cuarentenas cortas muy restrictivas y muy localizadas por períodos cortos de 10 a 14 días”.

La preocupación por la situación planteada en las provincias, impulsó al Gobierno nacional a poner en marcha el programa Detectar Federal, con el objetivo de testear posibles casos positivos de coronavirus ante el aumento de contagios en varios distritos.

“El martes que viene vamos a Rosario a lanzar el plan Detectar Federal. Estamos viendo que, en este tiempo de pandemia, el problema se ha ido al interior del país”, dijo el presidente Alberto Fernández.

Por su parte, el Ministerio de Salud informó que el promedio de casos reportados en los últimos siete días es de 10.936, con una tasa de incidencia de 1.495 personas cada 100 mil habitantes y señaló que se mantiene una “tendencia de estabilización” en el AMBA con una “meseta alta de positivos”.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, sostuvo que se sigue “viendo esta tendencia de un AMBA estabilizado en una meseta alta y un aumento en las jurisdicciones (del interior)”.

La funcionaria dijo además que “las áreas de transmisión comunitaria están estables, no se las ha podido interrumpir y se ha incorporado Chilecito en la provincia de La Rioja”

Mientras tanto, la tasa de letalidad por coronavirus en Argentina es del 2.2% y la mortalidad general es de 326 por millón de personas.

Télam