Compartir

En tanto, se repasaron otros protocolos para el manejo de posibles pacientes

En el marco de la pandemia por COVID-19, el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, continúa brindando conocimientos y entrenando al personal de salud para un mejor abordaje de los probables pacientes, que puedan presentarse como casos sospechosos o positivos.

En tal sentido, una nueva capacitación sobre “hisopado” tuvo lugar en el hospital de la localidad de General M. Belgrano, situado en la zona noreste del interior provincial, a unos 225 km de la capital.

“Se realizó con modalidad teórico – práctico, ya que en la misma jornada se hicieron las prácticas de hisopado nasofaríngeo. Los pasos fueron supervisados y las muestras extraídas fueron enviadas para el respectivo análisis”, explicaron desde la dirección de la Red Provincial de Laboratorio, refiriéndose a la técnica que se utiliza para la toma de muestra, destinada la detección de pacientes COVID.

Agregaron, al respecto, que estuvo dirigida a los profesionales que se desempeñan en el servicio de laboratorio “que son quienes tienen a su cargo la toma de muestra, en todos los efectores de la provincia. El personal de laboratorio es el responsable de hacer esta prueba en los casos necesarios”.

Por otra parte, comentaron que en la misma jornada “se refrescaron los conocimientos sobre el uso de los elementos de protección personal”, enfatizando “en qué prácticas puntuales se requiere cada uno”, cómo deben colocarse, cómo deben retirarse y desecharse “para evitar contaminaciones y contagios”.

En la misma línea, dieron a conocer que, por medio de una auditoría, fue realizado el monitoreo de los elementos, equipos e insumos “necesarios para el abordaje de casos COVID y nuevamente afirmamos que, al igual que los demás hospitales, está muy bien provisto. Sin embargo, a modo de refuerzo, hicimos una nueva entrega de tubos, con medio de transporte e hisopos, justamente para hacer los hisopados nasofaríngeos”.

Del mismo modo fue controlada “la sala preparada para aislamiento”, donde deben alojarse los eventuales pacientes para las distintas prácticas, hasta determinar “si el caso es o no positivo”. Y fueron repasados los protocolos, en cuanto a los circuitos que deben hacer dichos pacientes “desde el punto de ingreso, pasillos de circulación, sector de aislamiento y egreso para el traslado, en caso de ser necesario”, detallaron.

Desde la Red Provincial de Laboratorio valoraron “el esfuerzo y el compromiso” que el Gobierno de Formosa pone para incorporar saberes a los equipos de salud y sostener el entrenamiento adecuado, para optimizar la atención de los posibles pacientes COVID, y cuidar, al mismo tiempo, la salud de los pacientes No COVID, extremando las medidas para evitar la transmisión, circulación y contagio del virus. “Esto se evidencia en los controles y monitoreo que realizamos porque encontramos todo muy bien organizado y preparado, y el personal perfectamente capacitado para cada una de las prácticas”.