Compartir

El doctor Mario Romero Bruno, médico Epidemiólogo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servian”, informó sobre la capacidad de las terapias intensivas en el sistema público de salud y se refirió a la importancia de las vacunas contra el coronavirus, la antigripal y neumococo.

En este sentido, detalló que, a este martes 29, se encuentran 129 pacientes en Unidad de Terapia Intensiva (UTI), lo que hace a un 85% de la ocupación de camas en capital y de un 75% en toda la provincia; y remarcó que “es un número elevado de pacientes, sobre todo en la última semana y del interior provincial; si bien se informan menos casos, no tenemos que descuidarnos”.

Asimismo, recordó que, en los días de invierno, “hay una mayor propagación del virus”, sobre todo “en los espacios mal ventilados” a causa de la transmisión por aerosoles (aerotransmisión viral, micro gotas que contagian al impactar en boca, fosas nasales u ojos, o al caer en una superficie) que, en espacios cerrados, favorecen la propagación.

Por otro lado, el especialista explicó que “también influye el no distanciamiento de las personas, por estas causantes el virus se propaga más rápidamente cuando hace frío y aumenta la cantidad de contagiados”.

Vacunación

En este orden, Romero Bruno señaló la importancia de vacunarse contra el coronavirus, gripe y neumocócica: “se debe priorizar la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, si la persona no se ha vacunado, lo primero que tiene que hacer es priorizarla”; el lapso entre las vacunas debe ser de 14 días, por lo que recomendó, “colocarse la antigripal luego de los 14 días de inmunizarse contra el coronavirus”.

En el caso de haber recibido la primera dosis contra el COVID-19 y tener programada la segunda dosis para dentro de los próximos 21 días, el profesional indicó que luego de transcurridos esos 14 días pueden aplicarse la antigripal y de neumococo en el mismo momento y “finalmente, dentro de otros 14 días, puede recibir la segunda dosis contra el coronavirus”.

Si la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 está programada para dentro de tres meses, “tendrá tiempo para colocarse las otras vacunas en ese lapso”.

En el caso de no haber recibido la vacuna contra el coronavirus, Romero Bruno recomendó esperar a aplicársela y posteriormente, continuar con la antigripal y neumococo.

A continuación, el médico epidemiólogo marcó que “de haber recibido la antigripal y antineumococica, esperar los 14 días y aplicarse la que corresponde contra el COVID-19”, finalmente, si ya pasó por la enfermedad de coronavirus, el especialista aclaró que “no es necesario aplicarse la vacuna.

Lo aconsejable, en ese caso, es esperar que transcurran de tres a seis meses, porque ya se obtienen los anticuerpos naturales y así la vacuna es útil para otras personas que lo necesitan; mientras quien ya se enfermó se puede vacunar cuando pasen esos meses, “pero sí se deben aplicar la vacuna contra la gripe y neumococo”.

Por último, Romero Bruno explicó que “ante cualquier síntoma respiratorio se debe pensar primero que es COVID y acudir a la consulta médica a realizarse el hisopado para descartar que no sea ésta la causa de los síntomas y, en caso que sea, tratar adecuadamente la enfermedad”.