Compartir

Además, remarcaron que todavía la baja de casos es muy leve para poder controlarla.

El médico infectólogo Julián Bibolini brindó un nuevo informe sobre la situación epidemiológica de la provincia e indicó que, en la actualidad, hay 135 pacientes diagnosticados con coronavirus internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

“Siempre es bueno saber que hay una disminución del número de casos, pero siempre recalcamos que es importante saber que se necesitan bajar muchos más aún los casos que tenemos”, sostuvo.

Y aclaró: “Es fundamental para tratar de volver a la máxima normalidad posible, es difícil hablar de normalidad pre pandemia, es casi imposible, porque siempre van a haber casos en el mundo y en Argentina dando positivos, lo idea es mantenerlo controlado, pero tenemos que hacer hincapié en bajar ese número”.

En cuanto a los 135 pacientes atravesando su infección por COVID 19 en UTI, el médico dijo que están distribuidos en los tres nosocomios que concentran los cuadros graves. Estos son el Hospital Monovalente Evita, el Hospital de Alta Complejidad y el Hospital Central.

“La Madre y el Niño está absorbiendo algunos cuadros moderados o aquellas embarazadas y niños que pudiesen requerir alguna evaluación”, aclaró; y señaló: “El Hospital Distrital N°8 atiende casos leves o moderados y los más graves se derivan a los tres hospitales que van a manejar las UTI, por este reordenamiento, en virtud de la disminución en los casos que vemos”.

Por último, Bibolini remarcó que el nosocomio de Clorinda continúa atendiendo pacientes COVID con normalidad como así también el servicio en los Centros de Atención Sanitaria (CAS) para los casos que requieran algún tipo de tratamiento.