COVID-19: Más estrategias para seguir aumentando los porcentajes de vacunación

Compartir

La provincia despliega nuevas estrategias para continuar incrementando los porcentajes de cobertura de vacunación contra el COVID-19.

Así lo manifestó a AGENFOR la doctora Claudia Rodríguez, directora de Epidemiología, quien explicó: “La semana anterior empezamos a dar charlas en escuelas secundarias, concientizando y explicándoles a los estudiantes cuál es la importancia de la vacunación y de completar los esquemas”.

“Arrancamos esta semana ya vacunándolos para que completen sus esquemas a aquellos que estaban en condiciones de recibir su tercera dosis”, detalló, a la vez que destacó: “El recibimiento fue sorprendente porque los chicos, más allá de prestar atención a las charlas, se prendían y hacían preguntas para interiorizarse en el tema”.

Y avanzó diciendo que “fue muy provechoso, tanto para ellos como para nosotros”, ya que se trata de “una experiencia distinta, otra estrategia que se ideó para seguir aumentando los porcentajes de cobertura de vacunación, principalmente en este grupo de 12 a 17 años, donde viene un poquito más baja la cantidad”.

“Esta semana que comenzamos en sí ya con la vacunación en las distintas escuelas, la adherencia fue muy buena”, subrayó, marcando que hubo “muy buen recibimiento tanto de los directivos como de los alumnos, así que esperamos terminar con éxito, ya que la semana que viene se continúa en algunos colegios que faltan”.

“Esperamos que el porcentaje en ese grupo aumente considerablemente, porque ese fue el objetivo de toda esta estrategia de inmunización”, abundó la especialista.

Etapa de refuerzos

Por su parte, el médico infectólogo Julián Bibolini hizo notar que “hoy el mundo entero está en una etapa de refuerzos”, ya que “tanto la primera y la segunda dosis pasaron hace mucho, prácticamente un año, entonces eso ya ha perdido su eficacia, aunque peor aún es no estar vacunado”.

“Hoy día, a más de un año, por más que uno tenga dos dosis ya se queda atrasado”, con lo cual se está avanzando en esta instancia de los refuerzos porque se trata de “un estímulo extra que se le da al sistema inmunológico para volver a subir los anticuerpos contra el COVID”.

De manera que “cuando uno se queda expuesto ante la infección o el virus, esa cantidad de anticuerpos esté suficientemente alta para poder combatir y evitar la posibilidad de internación y obviamente el fallecimiento”.

En ese sentido, recordó en diálogo con esta Agencia que “en Argentina hay dos refuerzos: el primero es conocido como tercera dosis y en Formosa, el 100% de la población de cinco años o más tiene la posibilidad de aplicársela”, mientras que en el caso del segundo refuerzo, o cuarta dosis, “arrancó inicialmente con los mayores de 50 años, después con los mayores de 40 años, se agregaron inmunosuprimidos y ahora estamos empezando, por ejemplo en el oeste, con 18 años en adelante”.

“Así sucesivamente se va a ir agregando en forma progresiva y en base a la disponibilidad de dosis el resto de la población”, detalló.

Apuntó que “son un montón de estrategias en una campaña única que utiliza lineamientos, buscando primero las poblaciones más vulnerables, por eso es por edades, inmunodeficiencias o algún otro factor de riesgo”, acotando que “una vez que se ofrece (la dosis que corresponda) a todos, se busca cuál es la población que porcentualmente la tiene menos aplicada”.

En la ciudad capital ese fue el caso de los adolescentes del grupo etario referido, por lo que “buscamos otras alternativas y otra forma de llegar, acercándonos hacia los colegios, lo cual está dando muy buenos resultados”, concluyó.