Compartir

El jefe del Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofes (SIPEC) doctor Daniel Figueroa se refirió al despliegue del SIPEC frente a la pandemia ocasionada por el COVID-19.

En diálogo con Agenfor aseveró que mayo “fue un mes arduo, de intenso trabajo por encontrarnos en pleno apogeo del brote de la pandemia por COVID19 tras el aumento de contagios en Formosa”, lo que obligó a redoblar todos los esfuerzos en todos los puntos de trabajo de este sistema de emergencias.

Al hacer una comparación de  la demanda de la población, comentó que en mayo del año 2020 el SIPEC recibió entre 2.500 a 3.000 llamados solicitando atención mientras que el mes pasado, en pleno pico de la pandemia, la cifra trepó a 20 mil llamadas, siendo casi el 90% solicitudes de  asistencia relacionadas al coronavirus.

El médico destacó que, en estas últimas dos semanas se observó un descenso progresivo en el requerimiento de la asistencia sanitaria, ya que “el trabajo del SIPEC se correlaciona con el aumento o descenso de los casos”, explicó.

Asimismo enfatizó en que la pandemia obligó a reforzar el sistema operativo del servicio, no solo en recursos humanos, sino en la materia logística, por ello se incrementó el número de ambulancias dentro del parque automotor.

Destacando el trabajo en conjunto con el SIPEC COVID, quienes se dedican específicamente a la atención de los casos positivos a esta enfermedad, evidenciándose una tarea de colaboración y después de pasada la pandemia “se evaluará si nos acoplamos todos a un mismo sistema de atención en la ciudad y la provincia”, subrayó.

Pero agregó que también el crecimiento demográfico de la ciudad hizo necesario poner en operatividad nuevas bases con dos móviles en cada una, en el barrio La Nueva Formosa, Juan D. Perón y próximamente a inaugurar, pero que ya está al servicio de la comunidad, en el Lote 111.

“Habilitarlas significó dar una mayor respuesta, de manera más rápida a lugares que antes llegábamos más demorados, cubriendo así de sur a norte la atención en la ciudad” consideró.

Al finalizar puso de relieve que disminuyó en gran medida, relacionado con las restricciones a la movilidad,  la asistencia a los accidentes de tránsito, señalando esto, dentro de todo, como algo positivo.