Crecida extraordinaria del rio Pilcomayo

Compartir

En 420 familias evacuadas y todo el parque de maquinarias pesadas desplegadas en un frente de trabajo de 11 kilómetros, fueron dos de las noticias salientes de la emergencia hídrica producto de las crecidas extraordinaria del rio Pilcomayo en el oeste formoseño.

Así lo confirmo el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, quien indico que se mantiene una

asistencia integral y permanente a las 420 familias afectadas por las inundaciones extraordinarias del rio Pilcomayo, la mitad de ellas asentadas transitoriamente en el centro de evacuados preparado convenientemente y los restantes en la comunidad de Vaca Perdida.

Son tantos aborígenes como criollos, lo concreto es que muchas de ellas son parte de un activo centro de evacuados, donde por ejemplo el ministerio de Cultura y Educación organizo todo un programa de actividades de entretenimientos para los niños, incluso por la noche el cine-móvil estuvo proyectando películas para la familia en general.

Conto que este miércoles el ministerio de Desarrollo Humano desplego un equipo de profesionales de diferentes especialidades medicas estuvo asistiendo a los evacuados, incluso se realizo el fumigado espacial de todo el predio en el marco de las acciones preventivas contra el aedes.

Por su parte el SPAP está trabajando en optimizar el servicio de agua potable, dado que se suministrara agua por red a través de un acueducto que transportara el agua desde una perforación.

Equipos de otras esferas como Comunidad avanza en toda la acción asistencial que le compete, mientras la UPSTI fortaleciendo todo el sistema de comunicación y conectividad en la zona (wi-fi) y los efectivos policiales montando más módulos habitacionales.

Conducir aguas por paleocauces

González explico que “se trabaja en la conducción de las aguas desbordadas del rio Pilcomayo, para lo cual la totalidad del parque de maquinas pesadas en la zona han sido desplegadas en un frente de 11 kilómetros”. El propósito es que toda esa enorme masa de agua sea conducida a través de paleocauces a zonas deprimidas sin afectar a comunidades de la zona.

Indico que se trata de una “tarea formidable”, donde el personal vial y de empresa privada están ejecutando una tarea comprometida de manera permanente.

Comento que se encontró con el obispo anglicano Nicolás Drayson, quien trabaja en la provincia de Salta, y elogio la organización de Formosa en esta emergencia. “El que viene de la zona de Tartagal  muy castigada por esta emergencia, que nos destaque es algo que nos señala que estamos por el buen camino”, significo.

“El gobernador Insfran nos indico en su momento que debíamos prever un predio de eventual evacuación en la misma zona, ya que no se debía agregar a toda la crisis de una inundación el desarraigo, por eso se creó este centro donde cada comunidad se va asentando y ellos mismos arman la distribución espacial conforme a sus pautas culturales”, subrayo.

Explico que “hemos evacuado gran parte de las familias de La Rinconada, aun hay algunas que no quieren irse, pese a los riesgos de que se presenten dificultades de accesibilidad a esta comunidad, aunque muchas ya se han relocalizado en el centro preparado al efecto”, al tiempo de aclarar que es gente que no está inundada, pero de manera preventiva fueron trasladados ante ese potencial compromiso en su acceso.

Comento finalmente el ministro que en la cuenca superior del rio Pilcomayo se manifiesta una baja importante, aunque existen lluvias en territorio salteño y se cae en fluctuaciones propias de la época actual de aguas altas.