Compartir

“Por definición el termino consumidores nos comprende a todos”, afirmo el responsable de la Oficina de la Defensoría del Pueblo de Nación, Julio Néstor Santander. En el día de la fecha y con motivo de conmemorarse cada 15 de marzo el Día Mundial del Consumidor, el funcionario expreso que “a pesar de las desventajas frente a las grandes corporaciones, los consumidores siguen siendo una fuerza, ya que el sistema social no funciona sin ellos, y por eso pueden y deben hacer valer sus derechos y organizarse para ello”.

Expuso que “los derechos del consumidor están amparados por el artículo 42 de la Constitución Nacional y por la ley 24.240 de defensa  del consumidor y sus modificatorias. En particular, esa norma dispone que la publicidad obligue al anunciante a cumplir con lo ofrecido. Compre en los comercios que exhiben sus precios. Se debe solicitar siempre las facturas de las compras que realiza. Al dejar una seña, solicitar un recibo”.

Advierte asimismo que “antes de firmar un contrato se debe leer detenidamente todas sus cláusulas. No firmar documentos que no se entiendan o con  espacios en blanco.Hay que pedir varios presupuestos antes de contratar servicios de reparaciones, comparen y elija la mejor propuesta. Solicite siempre comprobantes de las operaciones que realice.Todo documento de venta debe contar con identificación del  proveedor; identificación del bien o servicio plazo y condiciones de la entrega,  precio y condiciones de pago. Rechace los productos que no estén identificados  correctamente, lea detenidamente el rótulo.Es preciso tener en cuenta que al contratar un plan de ahorro, estos no  son de entrega inmediata, como lo publicitan”.

Sugirió por ello a todos los consumidores “hacer valer sus derechos, en una época donde el humor y la confianza desciende día a día, mientras la distribución de los ingresos es cada vez más injusta y en donde la pobreza e indigencia aumenta permanentemente, en un país donde todavía hay quienes manifiestan que podemos dar de comer a millones de personas, siendo que en nuestra propia tierra pasan necesidades miles de argentinos”.

“Están también los que solamente denuncian que existen familias que no tienen para comer, cuando los ciudadanos con nuestros impuestos les pagamos el sueldo para que presenten alternativas de soluciones o proyectos, pues no nos sirve de nada que nos digan cual es la realidad que estamos atendiendo diariamente y en forma silenciosa para llevar salud, servicios y soluciones a los consumidores”, concluyo.