Compartir

Para el economista Jorge De Vido, “esta coyuntura de crisis y la presión de los socios radicales” del Gobierno Nacional de Cambiemos llevaron al presidente Mauricio Macri a tomar una serie de medidas económicas y sociales para tratar de contener la inflación con miras a las elecciones.

“En esta coyuntura de crisis económica y presionado por sus socios radicales, el presidente Macri ha lanzado un conjunto de medidas al que no quieren llamarlo ‘plan’ porque retrotrae al Plan Primavera, el plan económico y electoral del ex presidente Raúl Alfonsín que fracasó en la primavera del ’88 y que desembocó en la entrega del poder antes de que se cumpla el plazo del mandato”, expuso el licenciado en Economía.

Precisó que “lo que lanzó el Gobierno Nacional es un conjunto de medidas que incluyen 60 precios esenciales como precios cuidados de la canasta básica que serán congelados durante seis meses, pero no se sabe aún a qué valor ni se sabe el costo anterior”, ya que en los días previos al anuncio nacional desde los supermercados hubo remarcaciones de hasta el 50%.

“También han frenado el aumento de las tarifas, lo cual es muy importante por tanta problemática que había traído en nuestra provincia”, manifestó el economista.

Indico que “el Gobierno Nacional, reconociendo que es su responsabilidad, ha frenado los dos aumentos que quedaban”, recordando que la Resolución 366/18 de la Secretaría de Energía de la Nación estableció un tarifazo total del 55% para este año, desdoblado en febrero, mayo y agosto.

“Los aumentos de mayo y agosto por ahora quedan frenados, pero el Gobierno Nacional les va a reconocer a las empresas, o sea, va a incrementar los subsidios, aumentando el gasto público, contrariamente al acuerdo que habían firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, reprochó De Vido.