Cuántas reacciones a las vacunas contra el COVID-19 han sido reportadas en Formosa

Compartir

La médica infectóloga Alejandra Bontcheff, del área Seguridad en Vacunas del Ministerio de Desarrollo Humano, informó este martes que en Formosa se han reportado 565 Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI), es decir, reacciones que han tenido los pacientes al antígeno durante la campaña de inmunización. A la vez, 127 personas inoculadas adquirieron la infección de coronavirus.

En este sentido, detalló que “luego de la aplicación de 34.626 dosis de la vacuna Sputnik V, 7.260 dosis de vacuna Covishield, y 12.063 dosis de vacuna Sinopharm, se reportaron 565 casos de ESAVI en 18 establecimientos de salud”.

Explicó que las vacunas Sputnik V, Covishield y Sinopharm, no son intercambiables entre sí “se debe iniciar y culminar con el mismo componente” y que un ESAVI es cualquier situación de salud no esperado que ocurre posterior a la vacunación, que también puede derivarse a un ESAVI grave, cuando culmina en una hospitalización, anomalía o fallecimiento.

En este contexto, especificó que de los565 casos reportados, 544 corresponden a la vacuna Sputnik V y 21 a la vacuna Sinopharm. No se reportaron eventos en la vacuna Covishield.

Asimismo, marcó que dicha vigilancia se realiza desde el inicio de la campaña de vacunación, a la que se suma la investigación de los AESI, que son eventos de preocupación científica o médica que no fueron nombrados por los laboratorios o farmacéuticas al momento de su aprobación, como también, los errores de vacunación, que pudieron haber ocurrido al momento de la inoculación como el no respeto de intervalos, la utilización del segundo componente en vez del primero o la intercambiabilidad de vacunas, entre otros. “Todos estos son errores que deben ser notificados para poder hacer un seguimiento del paciente”, recalcó.

Reacciones a la Sputnik V

En lo que respecta a la vacuna Sputnik V, Alejandra Bontcheffcomentó que las reacciones fueron en un 97% de dolor o inflamación en el brazo inoculado, al que le sigue el síndrome pseudogripal como el dolor de cabeza, fiebre;en menor medida, diarreas, nauseas o vómitos, erupciones; y un grupo menor de personas (4%), presentó mareos, mialgias (dolor muscular), escalofríos, artralgia (dolor de articulaciones) como único síntoma.

Como eventos coincidentes, se reportaron dos casos de personas inoculadas que estaban cursando la infección por COVID, una crisis hipertensiva, una estomatitis herpética, dos neumonías y un caso de arritmia.

Mientras que como evento en análisis hubo una paciente con trombosis venosa profunda en un miembro, que “tuvo una muy buena evolución y actualmente se encuentra trabajando”.

“En cuanto a evento programático con la vacuna Sputnik V, se ha vacunado a una persona mayor de 60 años antes de su aprobación, dos embarazadas, una lactante, y tres pacientes con diagnóstico COVID”, especificó.

Reacciones a la Sinopharm

De los 21 eventos que se notificaron luego de aplicada la vacuna Sinopharm, el 43% se relacionó a reacciones locales como dolor muscular o inflamación, en un 28% dolor de cabeza, 14% fiebre, y les siguen con un 5% decaimiento, diarrea y un caso de síncope vasovagal que requirió de una internación de horas con restitución completa.

Vigilancia activa

En este marco, Bontcheffvaloró el compromiso ciudadano y del personal de salud al comunicar síntomas posteriores a la vacunación; “tenemos un índice de notificación muy bueno, a pesar de ser una vigilancia pasiva, la gente se interesa mucho en poder notificarlo y es importante que el personal de salud lo siga realizando para continuar con las investigaciones”.

Pacientes inmunizados

que adquirieron la infección por COVID

A continuación, la especialista hizo saberque 127 personas inoculadas adquirieron la infección de coronavirus. De los cuales el 0,02% ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva con diagnóstico de neumonía moderada y grave, y el 0,07%, falleció por la infección (4 pacientes con comorbilidades previas y mayores de 60 años).

“El 0,2% de los vacunados presentaron infección por COVID-19, 35 pacientes se infectaron posterior a la aplicación de la primera dosis de la vacuna Sputnik V y 18 luego de la segunda dosis; 45 luego de la aplicación de la primera dosis de Sinopharm y 30 luego de la aplicación de la primera dosis de la vacuna Covishield,”, demostró Bontcheff.

Sobre el lugar de residencia de los pacientes vacunados infectados, Bontcheffrefirió que el 70% se encuentra en la ciudad de Clorinda, el 26% en la ciudad de Formosa, el 4% en Ingeniero Juárez y 1% Estanislao del Campo. “El 44% de estos pacientes se infectó luego de las dos primeras semanas posteriores a la aplicación de la primera dosis de vacuna, el 45% entre los 15 y 29 días posteriores a la aplicación de la primera dosis, el 9% luego entre los 14 primeros días pos vacunación de segunda dosis”, especificó.

Por lo que, subrayó: “Es importante la vacunación y es muy importante continuar con las medidas posteriores a la vacunación. No me puedo relajar por haber recibido una o dos dosis, debo mantener las medidas de bioseguridad que son el lavado de manos, el uso del barbijo y alcohol en gel; debemos limpiar el barbijo, ventilar los ambientes y mantener la distancia social”.

Por último, la médica infectólogaaclaró que “la estrategia de vacunación es en sucio”, lo que refiere a vacunar sin “ver” si el paciente tuvo o no COVID, “no se han pedido diagnósticos para realizar la vacunación”. Y que, “los lugares donde se ha registrado infecciones previas y posteriores a la vacunación son los que mayor circulación viral han registrado durante el transcurso de la campaña de inmunización”.

“Hasta la fecha, ninguna vacuna evita la infección en un 100% por tal motivo se sigue recomendando la utilización de las medidas de bioseguridad”, recomendó para cerrar.