Cuidan la salud de niñas y niños del oeste que se encuentran en edad escolar

Compartir

En el barrio Obrero de Ingeniero Juárez, continúan de manera permanente los controles sanitarios a niñas y niños que asisten al nivel primario

Como se hace a lo largo del año, el objetivo es garantizar su buen estado de salud general y a la vez un adecuado rendimiento escolar, a pesar de las modificaciones impuestas por el periodo de pandemia.

De este modo, el equipo del centro de salud del barrio Obrero, junto a docentes y directivos, planificaron una nueva instancia de actividades que se llevó adelante en la escuela primaria -EPEP N°438-, ubicada en este mismo barrio, donde en esta ocasión, los chequeos alcanzaron a los niños que asisten a 6to grado.

Exámenes de la agudeza visual y auditiva; medición de peso y talla, tensión arterial, latidos y frecuencia cardiaca; revisión del estado bucodental; aplicación de vacunas, evaluaciones neuromotoras y otros chequeos pediátricos físicos y clínicos establecidos para esta edad, fueron algunos de los controles de salud efectuados a los escolares.

Desde el servicio de vacunación, explicaron que fueron aplicadas las vacunas de calendario que corresponden a los 11 años: HPV, Hepatits B, Antiamarílica, Meningococo, Triple Viral y Triple Bacteriana Celular. “Revisamos los carnets de cada niño y, según cada caso, completamos o iniciamos los esquemas de cada vacuna, aplicando la dosis necesaria”, señalaron los vacunadores.

Los controles odontológicos fueron acompañados por una serie de consejos sobre hábitos saludables que contribuyen a mantener el buen estado de las piezas dentarias y de la boca en general. 

En ese sentido, con una breve charla didáctica, se repasó cómo debe hacerse el cepillado correcto, la importancia de visitar al odontólogo al menos cada 6 meses para que revise cómo está la boca, e instaron a los chicos a consumir alimentos saludables, principalmente frutas y verduras, para fortalecer los dientes y evitar las caries.

Finalmente, fueron entregados kits de cepillos y pastas dentales, al tiempo que fueron programados turnos en el centro de salud para los niños que requerían una atención odontológica específica.