SONY DSC
Compartir

“Durante los meses de diciembre, enero y febrero se realiza la recolección de los nidos de caimán latirostris en la naturaleza. Diferentes grupos de personas se dirigen hacia los montes, lagunas, ríos y campos en busca de los nidos, a los cuales se les paga por nido encontrado. También los pobladores de las diferentes áreas rurales les indican a los recolectores donde se encuentran los nidos y por esto reciben un pago” explican en la web de Caimanes Formosa.

“En cada grupo, hay una persona del criadero, la que cuando encuentra un nido, mediante técnicas específicas lo colecta y lo transporta desde las zonas de nidificación a una zona determinada en cada región llamada Centro de Acopio.

Estos Centros de Acopio reciben y almacenan durante un máximo de 48 horas los nidos cosechados en la zona y mediante cuidados predeterminados mantiene los nidos hasta que llega un transporte del criadero que procede a cargar todos los nidos acopiados y llevarlos a la incubadora” señalan.

Caimanes Formosa es una empresa que cría las dos especies de caimanes que hay en Argentina.

En este marco, el Director de Registro, Control y Fiscalización del Ministerio de la Producción y Ambiente Dr. Orlando Amílcar Mendoza comentó quetras la puesta en marcha de la temporada 2019-2020 del “Programa de cosecha de  huevos para cría en granja (Ranching) de Caimán Latirostris y Caimán Yacaré, en la Provincia de Formosa, con fines de manejo”, ya están disponibles los resultados de esta primera etapa, en la Localidad de Banco Payagua- Misión Laishí.

Señaló el funcionario que los resultados  son óptimos habiendo obtenido hasta el momento más de doce mil quinientos huevos de caimán, recolectados y trasladados al criadero, trabajando para ello casi 30 recolectores, tres de ellos con credencial y el resto en proceso, un acopiador habilitado.

Precisó Mendoza que en cuatro salidas de compra de huevos, con el acompañamiento de un agente de Control y Fiscalización,encargado de las tareas administrativas correspondientes y del efectivo contralor in situ de la correcta realización de las distintas etapas del proceso que conlleva el desarrollo de este Programa de manejo sustentable, se llevó a cabo la recolección.

Recordó que el proceso se inició sobre bases experimentales y cumple hoy la noble y digna tarea de constituirse en una alternativa económica que permite a los lugareños paliar la difícil situación que trajeron como consecuencia los embates climáticos extremos por los que debieron atravesar en el transcurso del presente año, desde una inundación que los dejó anegados hasta una sequía extrema que les cercenó la posibilidad del aprovechamiento del recurso de la fauna íctica.

Dijo que estos pescadores “encontrado en la zafra de huevos de caimán una significativa fuente de ingresos, sin tener la necesidad de trasladarse de su lugar de origen, tal y como fomenta el Modelo Formoseño impulsado por nuestro Sr. Gobernador el Dr. Gildo Insfran”.

Precisó que en cuanto al manejo, en el año 2000, se re categorizaron las dos especies de caimanes presentes en el país (Latirostris y Yacaré) incorporando nueva información biológica, biogeografíca y ecológica, realizando correcciones metodológicas y como resultado, ambas especies fueron categorizadas como No amenazada.

Beneficios

Elaprovechamientosostenibledeloscaimanesmediantelametodologíadecríaengranjas o “rancheo” ha demostrado ser de bajo impacto para las poblaciones silvestres y ha revalorizado los humedales que habitan estos reptiles. El procedimiento consiste en que se cosechan los huevos de los nidos marcados, identificándolos en el momento del levante y registrando la fecha, cantidad de huevos y geoposicionamiento del nido (para liberar los pichones destinados a tal fin en la temporada siguiente).

El uso sustentable persigue los objetivos de desarrollar modelos para la producción sostenida a bajo costo, ademásdeseleccionarlaformademanejoquepermitalamáximaproducciónocosecha con el mínimo impactoambiental.

Es de destacar que el Rancheo o Ranching permite liberar en el ambiente la misma cantidad de individuos que hubieran sobrevivido en condiciones naturales,aprovechar el excedente para la producción de carne y cuero y conservar el ambiente natural ocupado por los caimanes(nidos).

“Podemos concluir el año 2019 con una propuesta de aprovechamiento responsable del Recurso natural, logrando con ello dar sustento a los pobladores de la localidad y zonas aledañas.

En ese marco es de destacar que el uso sustentable es una estrategia de conservación donde los beneficios de las cosechas de huevos para la cría en granja de caimanes motivan a la recuperación de las poblaciones silvestres, al uso de los animales y plantas de interés comercial orientados a la obtención de beneficios económicos, estimulando la conservación responsable de los diversos recursos naturales” precisó el funcionario.