Dan detalles de cultivos de primicias en el centro oeste de la provincia

Compartir

La Agencia de Extensión Rural del INTA de Las Lomitas realizó una evaluación de la campaña 2017, relacionada a la sandía y calabacitas (anco) principalmente, ya que una parte de la producción frutihortícola formoseña adquiere el carácter de primicia, cuyo principal destino de venta son los mercados de Buenos Aires y Rosario.

En la zona centro oeste de la provincia la siembra de estas cucurbitáceas para la campaña 2017 tuvo intensión de unas 350 has para primicias. A la fecha van sembradas 250 has, el 70% de los productores con menos de 10 ha sembradas y el 30% restante con superficies superiores.

Condiciones meteorológicas de la campaña

Se registró en Las Lomitas 634 mm de precipitación desde principio de año, 50 mm más con respecto a la campaña anterior, lo que permitió una adecuada preparación del suelo y reserva de humedad en los barbechos.

En cuanto a las temperaturas mínimas, la primera helada se registró el 20 de junio con 0 °C, la cual no produjo daños al cultivo. Sin embargo, la ocurrencia de heladas más intensas entre los días 18 al 20 de julio provocaron pérdidas estimadas entre un 20 a 25 % de la producción de primicias. Con respecto a la superficie afectada, más del 80% de los productores ha tomado la decisión de resembrar el cultivo.

Tecnologías para la lucha contra heladas     

Se constató que con lo que respecta a control de heladas el 60% de los productores que tienen bajo nivel de tecnología cortan aibe o espartillo, arman mazos y tapan cuando la planta emerge y destapan luego del período crítico o durante el día según el pronóstico, es decir que en el período de heladas tapan y destapan en promedio entre ocho y quince veces durante el ciclo de cultivo. En promedio para este trabajo se requiere 6 jornales/ha/día, esto significa una gran demanda de mano de obra en las localidades que se observa y vuelca al movimiento socio económico (comercios). A su vez para los productores esta protección contra heladas le significa una gran erogación y desembolso diario que impacta fuertemente en sus costos y para el cuál el productor tiene que tener sus previsiones.

Se observa que ya existe aproximadamente un 30% de los productores que hacen uso e incorporan la tecnología para la protección contra heladas, ya se está  utilizando “mantas térmicas”, en forma individual o de micro túnel. Esta inversión tiene su costo, pero facilita el manejo y “asegura hasta cierto punto la protección y salida mas segura a los mercados.

El 10% restante utiliza otros métodos no tan efectivos como; diario, bolsas de nylon y humo.

Para la producción de primicias y salida a mercados cuando escasea la oferta de estos productos y por ende se pagan u obtienen buenos precios, los productores deben realizar inversiones en otras tecnologías que además de las ya mencionada (manta térmica); se necesitan semillas de buena calidad (hibridas adaptadas a la zona), fertilización de base, buen manejo cultural y también cada vez de mayor uso, sistemas de riego por goteo sencillos.

Cabe destacar la intervención del Estado Provincial y Nacional, vienen acompañando a los productores asignando presupuestos que permitan acceder a estas tecnologías y asesoramiento técnico a los productores que realizan primicia.