Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo, remitieron una instancia con carácter de “muy urgente” al Ministro de Salud de la Nación, Jorge Daniel Lemus, luego de las públicas declaraciones del titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), Marcelo Paretta, quien afirmara públicamente que la Cartera Sanitaria Nacional evalúa derogar la Ley Nacional 25649 denominada “ley de medicamentos genéricos”.

La norma, sancionada en el año 2.002, en su Art. 2º, establece que toda receta o prescripción médica deberá efectuarse en forma obligatoria expresando el nombre genérico del medicamento, seguida de forma farmacéutica y dosis-unidad, con detalle del grado de concentración. El prospecto médico podrá indicar además del nombre genérico el nombre o marca comercial, pero en dicho supuesto el profesional farmacéutico, a pedido del consumidor, tendrá la obligación de sustituir la misma por una especialidad medicinal de menor precio que contenga los mismos principios activos, concentración, forma farmacéutica y similar cantidad de unidades. Asimismo en toda propaganda y envase deberán indicarse los nombres genéricos de las drogas que contienen los fármacos con caracteres de igual importancia a los de la marca comercial. Sobre el particular, el Defensor del Pueblo José Leonardo Gialluca, expresó: “Si el Ministerio de Salud de la Nación deroga la Ley de Medicamentos Genéricos estará consumando un atentado a la Salud Pública Argentina, pues ésta norma implica el acceso a un tratamiento de salud a sectores socioeconómicos de nuestra provincia y del país, que antes no podían hacerlo. Hoy, los médicos pese a que incumplen la disposición y recetaban los remedios con marcas y no con nombres de los componentes, los farmacéuticos pueden sustituirlos por otros similares, gracias a la vigencia de la Ley de Genéricos, la cual permite que un enfermo vaya a la farmacia con su receta, pida el fármaco indicado y si no le alcanza pueda llevar otro igual y así poder curarse. Esto es lo que trata de dejarse sin efecto, a favor de los intereses corporativos de los grandes laboratorios que producen medicinas y en desmedro de los pequeños laboratorios del país que subsisten, merced a que fabrican genéricos. Lo cual, como organismo de Defensa del Derecho Humano de Acceso a la Salud de toda nuestra población no lo podemos permitir. Por su parte, el Secretario Letrado de la Defensoria, José Porfirio García, dando un enfoque estrictamente legal al caso, afirmó que la derogación de la Ley de Medicamentos Genéricos, implicará la violación a los postulados del Art. 42 de la Constitución Nacional, pues iría en contra del acceso a la Salud de los habitantes del país en general y de Formosa, en particular, vulnerando la tutela de nuestros intereses económicos como consumidores. No descartándose, por ende, el planteo de inconstitucionalidad en el caso de que el Ministerio de Salud logre imponer la medida.-”