De la Rosa opinó sobre la quiebra de la empresa del Correo Argentino

Compartir

La firma del Grupo Macri lleva dos décadas evitando pagar sus millonarias deudas con el Estado nacional.

Graciela De La Rosa, auditora general de la Nación se refirió a la magnitud del revés judicial para el Grupo de la familia Macri, al decretar la justicia comercial la quiebra del Correo Argentino.

Sobre esto, resaltó en declaraciones para Agenfor “la llegada de justicia para uno de los grandes grupos económicos más poderosos de la Argentina, que desde el 2001 llevaba sin resolverse”.

En esta línea reconoció el gran trabajo de la jueza Marta Cirulli, la fiscal del fuero comercial Gabriela Boquin y todos los que realizaron su labor, ya que parecía que “nunca iba a llegar este momento”, estimó.

Asimismo explicó que la deuda inicial que tiene el Correo Argentino con el Estado Nacional, desde el 2001 era de 296 millones de pesos/dólares, recordando el uno a uno de esa época y en el 2016, quisieron pagar esa cifra nominal en pesos pero no al contado, sino que con una cuota anual, en 15 años.

Y avanzó afirmando que al observar tal situación la fiscal y su equipo del departamento económico financiero, realizaron un simple cálculo de matemática financiera, con el que resultó “ser prácticamente una condonación total de la deuda”, por lo que se opusieron inmediatamente.

“Se trata de una empresa familiar que nunca quiso pagar esa deuda al Estado y que aprovechó en el 2016, cuando Mauricio Macri era presidente de la Argentina, para enviar a uno de sus ministros a realizar una oferta de condonación de la deuda”, manifestó, agregando que ante esta situación no se puede hablar de “persecución política” como sostiene el ex presidente.

En este sentido, insistió que los medios de comunicación, es una especie de nado sincronizado, tratan al tema como una persecución a Macri, “dueño de una empresa que hizo mucha plata en la Argentina y que no quiso pagar su deuda, aprovechando el momento cuando era presidente para poder autocondonarse” aseveró.

Además hay sectores que lo defienden, afirmando que esta decisión de la justicia es politizada, cuando en realidad tiene cuestiones jurídicas y económicas- financieras, muy claras, enfatizó De La Rosa. 

Por eso destacó que este fallo se enmarca dentro de una larga lucha de una justicia, en el medio de una decisión que ha tomado una de las empresas más poderosas de la Argentina, para autocondonarse una deuda, del cual el 30%  corresponde al ANSES, destinada a beneficios sociales para los sectores más postergados.

Por lo tanto este es “un fallo que da mucha esperanza a todos los argentinos y culmina con la deuda, luego de 20 años de esquivar a la justicia Argentina” expresó. “No estamos muy acostumbrados a este tipo de hechos en el que los que detentan el poder económico de la Argentina, deben rendir cuentas” señaló y consideró que este es un hecho político importante en la Argentina, ya que  es una señal contar con una Justicia que se hace presente para todos por igual.