Compartir

La auditora general de la Nación, Graciela de la Rosa, estuvo presente en Tajira, Bolivia, donde se realizó una reunión de auditores de nueve países, entre ellos, Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Perú, Ecuador y Colombia.

El propósito de la misma fue evaluar el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenibles (ODS) que los países firmaron en diciembre de 2015 con la Organización de Naciones Unidas y que deben cumplir para el 2030.

El eje principal de la reunión, en otros temas, fue el ODS 1 que tiene que ver con el fin de la pobreza con perspectiva de género.

La auditoría tiene que ver con evaluar las políticas públicas que están llevando a cabo los países para reducir la pobreza, sobre todo en las mujeres, porque “sabemos y las estadísticas lo demuestran que son mucho más pobres que los hombres”.

“En argentina por ejemplo, las mujeres ganan un 27% menos que los varones. Es una lucha nivel mundial, que tengan las mismas capacidades y tengas que tener un ingreso menor por igual trabajo, es indignante”, expresó De la Rosa.

Y agregó que, además, hay un trabajo no remunerado que hacen las mujeres, que es el doméstico, el cuidado de niños, niñas y adultos mayores, el apoyo con respecto a la educación. “Hay trabajos que se hacen en el ámbito de cada uno de los hogares y no son remunerados y son hecho fundamentalmente por las mujeres que trabajan el doble que los hombres”, aseguró la auditora.