Compartir

La licenciada Graciela de la Rosa, auditora general de la Nación, opinó sobre la denuncia de Bolivia a Mauricio Macri por el envío de armas para apoyar el golpe contra Evo Morales.

Cabe recordar que en noviembre de 2019 el Gobierno constitucional del entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, sufrió un golpe institucional de Estado, donde Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta.

En este contexto, a través de una conferencia de prensa, hace unos días el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, realizó una denuncia contra el expresidente Mauricio Macri, en la que compartió un documento que evidencia el aporte de Argentina con material bélico para reprimir la protesta social y consolidar el gobierno de facto de Añez.

“Es una situación gravísima”, expresó De La Rosa a AGENFOR, considerando que “a pesar de ya conocer el lineamiento político de derecha de Macri, es una sorpresa para todos”. 

Y agregó que esta gravedad institucional no tiene precedentes en la Argentina, además posee una connotación internacional que afecta a nuestro país, pero sobre todo al pueblo y Gobierno boliviano.

Asimismo, remarcó que la denuncia realizada al expresidente argentino la lleva a cabo el actual Gobierno constitucional de Bolivia, que posee como prueba una carta enviada por el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana al embajador argentino en ese país, donde agradecen la colaboración de material bélico prestado ante la situación conflictiva que vivían.

Al respecto, especificó que esa nota de agradecimiento figura sellada y cuenta con un recibido digital, que decía textual “agradecimiento por material bélico donado por la Argentina”.

Por eso, señaló que Alberto Fernández, presidente de Argentina, envió una nota al Estado Plurinacional, en la que se lamentó ante tal situación y se disculpó, ya que no es parte de la política internacional de este Gobierno.

Además adelantó que a Macri y los organismos involucrados, a los que se les están realizando investigaciones internas, podrían ser acusados por el delito de “contrabando agravado”, ya que las municiones se habrían enviado “ocultándoselo a la Aduana e informando un destino diferente”, con posibilidad de sumársele la de “incumplimiento de los deberes de funcionario” porque omitieron informar al Congreso nacional de ese envío, tal como lo establece la Constitución Nacional.

“Sabíamos de su posición política de derecha, pero ahora conocemos un delito agravado por ser de ámbito institucional y también internacional”, aseveró, considerando que “Bolivia seguramente ameritará una denuncia penal internacional”.

Y al respecto, consideró que “a simple vista es un delito de lesa humanidad, pero la Justicia determinará esta situación luego de una investigación y análisis”

Recordó finalmente que también las condenas son varias, como la mediática, judicial y la política, siendo ésta ultima la más inmediata, porque ante lo denunciado, los dirigentes de este espacio político, Cambiemos, y sus votantes deben salir a reprobarlo.