Compartir

El administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), el ingeniero Fernando De Vido, subrayó que merced a las gestiones del gobernador Gildo Insfrán ante el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y las autoridades de las áreas correspondientes, “fuimos reactivando las obras paralizadas” por la gestión macrista.

En declaraciones a AGENFOR, puso en valor que “el Modelo Formoseño, como una política central en la construcción de la equidad territorial, ha planteado el desafío de generar a través de las vías de comunicación vial una de las herramientas para la igualdad de oportunidades para los todos los formoseños”.

Realzó que “podemos ver el desarrollo que hemos tenido en Formosa”, enfatizando que “hoy contamos con más de 2300 kilómetros de caminos pavimentados en nuestra provincia, con un criterio federal y de ir generando las oportunidades para el progreso con la inclusión de las localidades y el ámbito rural”.

“Y a eso tenemos que sumar más de 5500 kilómetros de caminos consolidados y de tierra”, significó.

Paralización macrista

En ese sentido, el ingeniero De Vido remarcó que “a partir del 2003, el plan de obras tuvo un salto cualitativo y cuantitativo importante hasta el 11 de diciembre del 2015, cuando el Gobierno Nacional de este entonces volvió a neutralizar y paralizar todas las inversiones en obras estratégicas”.

Entre ellas, citó a las rutas nacionales y provinciales, las cuales sirven al desarrollo de la integración territorial.

Desde diciembre de 2019, con las gestiones del gobernador Insfrán ante el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y las autoridades de las áreas correspondientes, “fuimos reactivando obras que han sido paralizadas en esos cuatro años, tanto físicas como proyectos”, destacó.

Una de ellas es la Autovía Ruta Nacional 11 desde San Hilario hasta la Cruz del Norte, de la cual “ya estamos viendo la etapa final”.

“Tenemos que marcar que (desde la gestión macrista) han recortado tanto que hoy estamos solucionando obras complementarias los accesos al barrio Laura Vicuña, la avenida Los Pumas y la Nueva Formosa, al igual que la rotonda y los retornos que van a permitir el acceso a Villa del Carmen, integrando distintos barrios”, acentuó.

Dinamización

Del mismo modo, el titular de la DPV mencionó a esta Agencia las obras de iluminación y el puente sobre-elevado de la intersección de las Avenidas Gendarmería Nacional y Néstor Kirchner.

“Se trata de una obra que va a cambiar la fisonomía de la capital y que es una gestión del Gobernador para que nuestra ciudad pueda integrarse a una dinámica y nuestros barrios a un crecimiento”, resaltó.

A su vez, hizo notar que “todos sabemos que la inversión pública es un dinamizador y hoy son complementarias de lo que va a venir con el desarrollo de la inversión privada”.

“Las vías de comunicación vial son uno de los planes directores de infraestructura. A esto lo acompañan la energía eléctrica, el agua potable, el saneamiento, los centros de salud, las áreas educativas, etcétera, para ir construyendo la comunidad organizada”, concluyó.