Compartir

INAUGURACIÓN EN PIRANÉ

Además, especificó que el reservorio de la planta de agua potable de la localidad tiene un volumen superior a 9 mil metros cúbicos, lo que le dará autonomía por varios meses.

El administrador general de Vialidad Provincial, Fernando De Vido, se refirió a la histórica inauguración del canal que lleva agua dulce al reservorio de Pirané y destacó las demás obras trascendentales que conforman el sistema hídrico formoseño.

Fernando De Vido

“Lo que estamos inaugurando es parte del sistema hídrico formoseño conformado por reactivación de cauces, canales, obras hidráulicas y que nacen en nuestro límite oeste con los desbordes del Río Pilcomayo, que están las correderas que son los cauces artificiales que se han construido después de que pasa la riada del rio Pilcomayo, que es el sedimento. A la altura de Las Lomitas, está la obra hidrovial de la ruta 28”, destacó.

Y continuó: “En esta etapa lo que se construyó fue la reactivación de canales en este tramo de Palo Santo a Pirané, que nos permiten conducir el agua de los desbordes del Río Pilcomayo”.

En ese sentido, el funcionario aseguró que “hoy se ve realmente la importancia en la planificación y el proyecto político del Modelo Formoseño que nos plantea las soluciones a las demandas tanto de la población urbana como de los productores rurales ante esta extrema sequía que estamos viviendo en el norte argentino, particularmente en el interior formoseño, la solución que significa la gestión adecuada y planificada de nuestros recursos hídricos”.

Características

Por otro lado, el titular de DPV detalló que el reservorio de la planta de agua potable de Pirané, tiene un volumen superior a los 8 mil metros cúbicos, lo cual le da autonomía “por varios meses”.

“Tenemos que tener en cuenta que el volumen de agua que vamos a conducir por los canales, el aprovechamiento del sistema hídrico, nos va a permitir enfrentar esta gran sequía con los reservorios en los niveles máximos, por eso se recarga con un sistema de bombeo, al tener el reservorio una característica que por gravedad el agua no ingresa acá, sino por el sistema de bombeo”, explicó.

También remarcó que, en este trabajo, se sistematizó “lo que se llama la cosecha de agua”, que, si bien significa el aprovechamiento de las aguas de lluvias, en ese sector de la ciudad también cuenta con una amplia cuenca por estar en una zona “donde pasamos muchas veces de los excesos hídricos por inundación a defectos hídricos”.

Para concluir, el responsable de Vialidad, aseguró que este es el resultado de un trabajo que se plantea “desde el proyecto político a la gestión de los recursos hídricos para poder administrar esto que es tan importante para la calidad de vida, ya sea urbana como también para hoy en este desafío que tenemos en la producción poder incorporar esto en el lenguaje de la administración del recurso hídrico para el sector productivo”.