De Vido: “La oposición tiene amnesia y se olvida de todas las grandes obras de infraestructura hídrica desarrolladas por el Modelo Formoseño”

Compartir

Al ahondar sobre las nuevas obras de agua potable anunciadas días atrás por el gobernador Gildo Insfrán, para la ciudad de Formosa y Subteniente Perín, el ingeniero Fernando De Vido, administrador de la Dirección de Vialidad Provincial (DPV), acusó a la oposición de pretender “instalar mentiras” respecto del servicio en la provincia; y sostuvo que se olvidan “de todas las grandes obras de infraestructura” hechas en materia hídrica por el Gobierno provincial. 

En primer término, en contacto con AGENFOR, señaló que, a pesar de la situación sanitaria por la pandemia, “en Formosa durante los años 2020, 2021 y el actual, se continuaron con obras de infraestructura básica” que permitieron “ir abasteciendo con los servicios públicos a toda la provincia”.

En ese marco, en el caso del agua potable, explicó que lo que el gobernador Insfrán ha autorizado para su llamado a licitación “es para hacer en el centro de distribución del barrio San Antonio”.

“Ampliaciones de todas las redes maestras que nos van a permitir a través de un acueducto abastecer a todo lo que es el sector oeste, más el noroeste y el suroeste, como los barrios Urbanización Rivira, Lote 98, 99, 100, 110 y 111”, precisó.

Y agregó: “A su vez, a través de ese acueducto, anillar y permitir un mejor funcionamiento de todo lo que es el centro distribuidor del barrio La Nueva Formosa, que hoy se abastece de un acueducto que está paralelo a la Avenida Kirchner” sumando el hecho de que “por la ola de calor extremo se ha tenido picos altísimos de consumo de agua”.

Sin embargo, el funcionario remarcó que “gracias al acueducto que existe en ese sector” se ha podido hacer frente a la demanda.

También, hizo notar que frente a la sequía inédita que está atravesando la provincia afectando a toda la región incluyendo a países limítrofes, “la planificación estratégica del desarrollo de las obras del Modelo Formoseño nos ha permitido contar con las fuentes de las aguas del río Pilcomayo para todo el interior provincial”.

De manera que “las tomas y correderas en el oeste, la regulación en el embalse, y la importante obra hidrovial de la ruta 28, hicieron posible almacenar y distribuir agua tanto a las localidades sobre la ruta 81 como 86 y también reestablecer a niveles máximos las reservas”, continuó.

Por ello, fue tajante en resaltar que cuando vemos las críticas que se hacen desde un sector de la oposición, “no marcan en términos generales todas estas grandes obras de infraestructura”, además, “en un momento tan crucial de la crisis hídrica por la sequía en toda la región Chaqueña y otras partes de la Argentina y el Conosur”.

Desbordes del Pilcomayo llegan a través de obras provinciales al bañado La Estrella

Dijo también De Vido, en esa misma línea, que parece que algunos dirigentes opositores “tienen amnesia, ya que se olvidan que en su momento realizaron cortes de ruta oponiéndose a las obras en la RP 28”.

Más todavía cuando dicha obra “hoy es tan importante en plena sequía, al estar proveyendo el agua a las localidades de Las Lomitas, Tigre, Campo, Ibarreta, Fontana, Palo Santo y Pirané”.

Lo mismo que a Lugones, Zalazar y San Martín Dos, Güemes, Belgrano, Tacaaglé, El Espinillo, Laguna Blanca, Siete Palmas, Naineck, y otras poblaciones urbanas y rurales, fue enumerando, marcando que “esto es de libre aprovechamiento para las comunidades”.

Así como también desde el río Bermejo, “a través de la toma de Santa Rita, Ingeniero Juárez se abastece del vital líquido”, por ello, duro reprobó “las mentiras que pretenden instalar” desde el arco político opositor.

Cuando en realidad los reclamos que hay, consideró, “son propios del crecimiento de la demanda tanto en energía como en agua potable”, citando que, por ejemplo, en la actualidad “en el interior, los consumos diarios están en 220 a 250 litros por cada comprovinciano”.

“Y todo esto está siendo abastecido por el sistema que el Gobierno fue construyendo bajo este modelo de provincia en todos estos años”, realzó con firmeza.

Subteniente Perín

Por último, para la localidad de Subteniente Perín y zonas aledañas, el responsable de DPV, dijo que “se harán obras en la toma de agua del río Bermejo”. Se trata de un segundo acueducto que además incluye la construcción de tres nuevas plantas potabilizadoras.

Sobre esto también, el administrador del Servicio Provincial de Agua Potable (SPAP), ingeniero Julio César Vargas Yegros, puntualizó que “en Puerto Lavalle hay un asentamiento poblacional y luego están las comunidades aborígenes de Riacho de Oro y otras que están cercanas a la Ruta Provincial N° 9 en la antesala a la RN N° 95”.

A su vez, indicó que “si bien Perín tiene su propia planta de agua, cuando la sequía golpea, como en estos años que arrecia, se secan sus fuentes y requiere de otro tipo de aporte. Por lo que lógicamente, lo sustentable era captar agua del río Bermejo, procesarla y alimentar todas esas localidades cercanas”.

En definitiva, para hacer posible todo esto “se requiere de la presencia del Estado provincial con servicios sustentables”, completó.