Compartir

En esta ciudad y en el interior comenzó desde este miércoles la distribución de  decenas de miles de bolsas navideñas conteniendo unidades de sidra y pan dulce repitiendo el aporte  que anualmente realiza en estas fechas para sumarse a las ansias de celebración familiar.

Hay grupos de trabajo organizados que iniciaron la tarea de modo tal que esta entrega represente la simbología de un brindis compartido en la búsqueda de la idea de propiciar el “compartir en familia”, como también el de propiciar “la unidad, la organización y la solidaridad” que proclama siempre el titular del Poder Ejecutivo.

Este presente navideño es un complemento material de todo un conjunto de señales que emite el Gobierno provincial en consonancia con el clima de júbilo que los cristianos disfrutan y los que no lo son respetan evocando el nacimiento de Jesús en Belén.

También se avanza en el plano artístico y cultural con la Cantata Navideña de este jueves junto al tradicional pesebre viviente de la Cruz del Norte, además de la exposición de los pesebres en diferentes instituciones comunitarias y los hogares formoseños

En la casa de Gobierno puede apreciarse esta manifestación navideña con el montaje del tradicional pesebre en el hall de la planta baja de la sede del Poder Ejecutivo y en varios otros sectores de la sede gubernamental.

A estas actividades promovidas por el Gobierno de la provincia también se le suman el “pesebre más grandes del mundo” y el gran árbol navideño en el Paseo Costanero y la instalación de luces y motivos alegóricos en los principales paseos de la ciudad, sobre todo sobre avenida 25 de Mayo.

Finalmente, se destacó la simultánea entrega de pan dulce y sidra que el Gobierno de la provincia, por expreso pedido del gobernador Gildo Insfrán, concreta ante la llegada de la Navidad en todos los barrios de la ciudad capital y en las localidades del interior provincial.