Décima se refirió al valioso servicio de estimulación temprana a niños

Compartir

 Hubo una jornada interdisciplinaria con nenas y nenes de una localidad del oeste provincial.

 Niños de la localidad El Chorro y otras comunidades cercanas, participaron de una nueva jornada de estimulación temprana destinada a la rehabilitación y recuperación de los pequeños que presentan dificultades en su desarrollo en los primeros años de vida.

Acerca de la jornada, el ministro de Desarrollo Humano de la provincia Dr. José Luis Décima detalló el procedimiento: “Recibimos niñitos de diferentes edades que acuden con sus madres o padres al hospital para ser parte de esta modalidad con la que venimos trabajando y apunta a generar espacios de estimulación temprana para un mayor desarrollo de sus capacidades”.

Como parte del abordaje que se realiza desde la cartera sanitaria provincial, para el tratamiento de niños con estas patologías, las sesiones programadas que incluyeron una serie de actividades, apuntaron una vez más a estimular a los niños para mejorar su condición o estado de salud, según indicaron los profesionales encargados.

Cabe señalarse que dicha actividad fue realizada por un equipo interdisciplinario  de profesionales del hospital de El Chorro, efector ubicado en el oeste de la provincia a unos 580 km de la capital y dependiente del ministerio de Desarrollo Humano de Formosa.

Tratamiento gratuito y oportuno

Décima detalló que la estimulación temprana es un abordaje que se practica desde el sistema público de salud al detectarse casos de niños de corta edad que presentan alguna dificultad en su desarrollo y que apunta principalmente “a que ese chico llegue con las mejores condiciones de salud a la etapa escolar, es decir, entre los 4 y 5 años y que allí puedan tener el mejor rendimiento posible”.

Asimismo agregó que la aplicación de este programa fue pensada “para facilitar el acceso a un tratamiento gratuito y oportuno a los niños que presentan este tipo de trastornos para que no sufran las consecuencias de lo que llamamos retraso madurativo” y paralelamente  para las familias que son los que acompañan el tratamiento “y que necesitan de un asesoramiento adecuado por parte del equipo de salud”.

Otro aspecto importante que refirió el ministro, es que el abordaje está dirigido particularmente a niños que son “captados” por medio de recorridas en terreno y otros que asisten a la consulta por demanda espontanea. “Estos niños son captados a raíz de la advertencia médica de alguna patología o dificultad en el crecimiento, y los tratamientos son llevados adelante por la acción coordinada de un equipo interdisciplinario de pediatras, kinesiólogos, psicopedagogos, trabajadores sociales y otros profesionales y agentes de salud”, contó.