Décima supervisó las tareas que se realizan en el marco de la prevención del dengue

Compartir

El ministro José Luis Décima realizó un recorrida por la zona norte de la provincia y supervisó las tareas que se llevan adelante en el marco de la campaña contra el vector del dengue.

En primer lugar, visitó la ciudad de Clorinda para luego continuar con similares recorridos en las localidades de Naineck y Laguna Blanca. Acompañaron la recorrida los intendentes locales y de localidades vecinas: Manuel Celauro, Rubén Pereira, Rubén Solalinde, Guillermo Leiva, Francisco Ravano, José Silva, Aldo Minetti, como así también presidentes y miembros de los consejos deliberantes.

Si bien el gobierno de la provincia de Formosa nunca bajó los brazos en la campaña contra el vector del dengue, ante la crítica situación epidemiológica del país fronterizo se fortalecen aún más las actividades para evitar la circulación del virus.

En ese contexto, en la ciudad de Clorinda se reforzaron las tareas, más aún ahora sabiendo de la enorme cantidad de casos que existen en la vecina República del Paraguay, a quienes también se suele ayudar y acompañar.

“En primer lugar les traigo el saludo especial de nuestro Gobernador, quien me encomendara especialmente esta tarea que hoy estamos realizando. Además, debo felicitar a los compañeros, tanto de la intendencia como del Ministerio, que se comprometen día a día a recorrer casa por casa, para concientizar, ayudar a descacharrizar, fumigar, levantamiento de muestras para ver la cantidad e índice, y de esta manera prever la cantidad de mosquitos que vamos a tener, para de esta manera iniciar la fumigación y dar prioridad a los diferentes lugares”, alentó el ministro Décima.

Recordó que es un trabajo estratégico que se realiza hace más de 20 años, junto con la aparición de la enfermedad en la frontera.

Instó sobre la necesidad de trabajar entre todos y en conjunto. “El Gobierno de la provincia, Ministerio de Desarrollo Humano, intendencia, los vecinos y las familias que acompañan cada uno de estos procesos”, expresó.

Frente a ese despliegue, mencionó que los resultados están a la vista. “Claramente; tenemos casos, lógico que vamos a tener porque como bien decía el intendente, estamos a pocos kilómetros del vecino país, en una zona roja, de tránsito permanente, cruzan más de 10.000 personas por día, más aún en esta época, donde hay muchas personas que van a visitar a sus familiares y amigos. Entonces, lo que nosotros hacemos aquí y que tenemos hasta hoy, no son casos autóctonos, de una circulación viral de la provincia, sino que son casos que se infectaron en Paraguay y vuelven con el virus”, precisó.

Desafío

El ministro reiteró que “nuestra tarea es poder identificar rápidamente los casos febriles, hacer el bloqueo correspondiente que realiza la brigada, no solo en Formosa capital, sino también en Clorinda, Laguna Blanca, Naineck y cada uno de las localidades del interior provincial”, detalló.

“El gobernador ha dado la orden de trabajar en toda la provincia y así lo estamos haciendo, pidió darles prioridad a estas acciones. Tenemos casos, pero no tenemos un gran brote, ni presencia de personas con caso febriles que vayan a sobrepasar las capacidades de nuestros efectores de salud, ni de nuestros hospitales”, tranquilizó.

En ese sentido, explicó: “Tratamos de contener lo más rápido posible, controlar, y darle prioridad en forma estratégica, de acuerdo a la gravedad de los casos. Tampoco tenemos mortalidad por estos casos”, cerró.

Durante la gira por el norte provincial, se hizo entrega de motomochilas, elementos de seguridad, insumos y repelentes, en Clorinda, Laguna Blanca y Naineck.