Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo se informó a todos los usuarios de energía eléctrica que las audiencias públicas por la luz, que se llevan a cabo en este momento en Buenos Aires, son exclusivamente para analizar y evaluar las propuestas de las Distribuidoras Edenor y Edesur.

El ombudsman Provincial, Dr. José Leonardo Gialluca, señalo que oportunamente, tendremos nuestra propia Audiencia Pública y allí conoceremos las pretensiones o propuestas de la Distribuidora REFSA.

En este sentido considero que participar de estas Audiencias es un momento importante, pues venimos observando con suma preocupación los fuertes porcentajes de incrementos que están pidiendo las Distribuidoras y cuyos valores se suman a los incrementos dictados y aplicados por el Ministerio de Energía y Minería de Nación, quienes han determinado un precio de producción del kilovoltio realmente excesivo y que no guarda ninguna relación con lo dispuesto oportunamente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en cuanto a que los incrementos tienen que ser razonables y graduables, habiéndolo encima practicado sin Audiencia Publica Alguna

Asimismo, señalo que en estos momentos está vigente para los usuarios todo lo relativo a la Tarifa Social para aquellos que están inscriptos y sean beneficiarios,  lo que implica que tienen hasta 300 kv subsidiados y sin costo alguno, siendo que a partir de allí recién en lo que respecta a consumo deben pagarle a la Distribuidora. En este punto agrego que continuamos diariamente realizando este trámite de inclusión y para ello los interesados deben acercarse a la sede de la Defensoría por calle Padre Patiño 831.

Esperamos oportunamente que la propuesta de REFSA sea razonable y tenga en cuenta la real posibilidad de pago de nuestros usuarios y de las distintas franjas sociales, fundamentalmente evaluando los ingresos del sector público, de los municipales, de los jubilados y pensionados, que es la gran masa de clientes que poseen; más allá que todos exigiremos siempre un servicio dentro de parámetros de calidad  y también deducimos que la empresa debe tener su margen de ganancia, pero para ello también debe asumir una mayor reducción de pérdidas y no caer siempre sobre los barrios que pagan la luz, conociéndose sectores no vulnerables que muchas veces están conectados en forma irregular y ello atenta contra el universo de los vecinos que quieren pagar los servicios dentro de sus posibilidades y poder al mismo tiempo utilizar una buena energía en sus hogares.