Defensoría del Pueblo se reunió con vecinos de Villa del Carmen y levantaron el corte de ruta

Compartir

Además resaltaron que se colocará en el lugar, el primer tanque de agua de unos 10 mil litros y luego, se proseguirá con la instalación de otros de 5 mil litros cada uno, que serán abastecidos por la empresa Aguas de Formosa de manera permanente.

El Defensor del Pueblo de la provincia de Formosa, Dr. José Leonardo Gialluca, señaló que, el día lunes 3 de enero por la mañana, se reunió con tres vecinos del barrio Villa del Carmen, quienes fueron designados como referentes del grupo de habitantes que se encontraba interrumpiendo el libre tránsito de la Ruta Nacional Nº 11, en demandas diversas relacionadas con el aprovisionamiento de agua potable.

Precisó que estos ciudadanos: Lucas Álvarez, Rubén Ruíz y Sergio Ramos, fueron recibidos por el gerente general de Aguas de Formosa, Alfredo Gusberti, el ingeniero Emilio Cayetano Duarte, gerente interino de Saneamiento del SPAP, junto a las asesoras letradas Dra. María Alejandra Trinidad, Andrea Barrios y el Dr. Leonardo Sánchez.

En este contexto, informó que en la reunión de trabajo y mediación, se produjo un prolongado intercambio de posturas y opiniones sobre la actual situación de faltante de agua potable en la zona del barrio mencionado.

“Desde la Defensoría del Pueblo, se solicitó a la empresa Aguas de Formosa que concrete un inmediato relevamiento en toda la zona, ante la gran existencia de quintas y propiedades privadas con piletas de natación que no poseen ningún “sistema medido” y pagan actualmente una cifra que no se condice con el uso del agua potable” informó Gialluca a esta Agencia de Noticias Formosa (Agenfor)

Y agregó “es necesario que se les instale medidores y de esta manera tengamos las garantías necesarias de que un bien indispensable, llegue a todos y especialmente a las franjas sociales más vulnerables, pues es de público conocimiento que en varios de esos lugares, se llevan adelante eventos sociales y otros acontecimientos, con los cuales sus responsables están lucrando y al mismo tiempo no existen medidores que determine que cada quien pague lo que consume, como sucede en otros lugares de la ciudad”.

Asimismo, los técnicos hicieron hincapié en la fuerte bajante de las aguas del río Paraguay, el gran crecimiento demográfico producido en toda esa zona y otras de la ciudad de Formosa, como también que, frente a las altas temperaturas, existe obviamente una mayor demanda de agua en todos los barrios existentes dentro del actual ejido municipal.

Por otro lado, el ombudsman provincial, explicó que, en Villa del Carmen actualmente existe una zona con red de agua y otra que es abastecida mediante cisternas.

“El costo de unas 1.500 familias aproximadamente que se encuentran registradas, pagan 721,58 pesos, siendo que un 70% cumple y el otro 30% no abona sus facturas” afirmó.

Y añadió que “en el caso de quienes solamente poseen terrenos, la obligación del pago es de tan solo 360,79 pesos”.

Del encuentro, las partes acordaron que existen, “soluciones inmediatas y mediatas”, que serán debidamente implementadas por las autoridades competentes, dentro de los plazos, posibilidades técnicas y financieras viables.

De esta manera, Gialluca hizo saber que “se instalará un tanque de 10 mil litros en un lugar consensuado con los vecinos. Asimismo, el miércoles 5 de enero, se colocarán dos tanques más de cinco mil litros cada uno y que serán ubicados en lugares estratégicos, de manera que puedan ingresar los camiones cisternas que trasladan el agua potable desde la planta céntrica de la empresa Aguas de Formosa S.A”.

Por su parte, el ingeniero Alfredo Gusberti, propuso la instalación de una jirafa nueva, en el barrio La Nueva Formosa, para cargar desde allí los camiones cisternas y así, acortar las distancias y los tiempos para el llenado de los mismos, evitando el ingreso al centro de la ciudad, mejorando la calidad y la frecuencia en beneficio de todos los vecinos.

Próximos proyectos

Posteriormente, desde la Defensoría del Pueblo, se comprometieron a llevar a cabo un relevamiento en terreno, para determinar la existencia de “aljibes u otros reservorios” que se encuentren en condiciones y permitan el almacenamiento de agua potable, los que, autorizados por sus dueños, se les hará suscribir un acuerdo de modo tal que se garantice a todos los vecinos el acceso a este vital líquido.

Además, harán un reconocimiento conjuntamente con los vecinos, para determinar la existencia de personas adultas mayores, discapacitadas o familias numerosas, que tengan inconvenientes serios para la búsqueda y acarreo de agua potable, implementándose medidas de solución urgentes para las mismas.

A su vez, los representantes de los vecinos, mencionaron que “existen dos tanques de metal que se encuentran fuertemente deteriorados y que cuando son cargados de agua, la misma no es apta para su consumo”. Por eso, se decidió “dejarlos de lado y reemplazarlos por nuevos tanques adecuados para el mantenimiento del agua” afirmó el Defensor.

En este marco, desde Aguas de Formosa, indicaron que existe un proyecto para que mediante un nuevo acueducto se abastezca de agua potable por red, no solamente a Villa del Carmen, sino también a otros barrios aledaños y que han surgido en los últimos tiempos convirtiéndose en populosas barriadas.

Es aquí, donde Gialluca explicó que, “es necesario llevar a cabo todo un trabajo de urbanización, para el que se solicitará la colaboración de la Dirección de Catastro de la provincia, para un relevamientosobre Villa del Carmen y de esta manera, poder llevar adelante las obras de infraestructura necesaria que demandan los vecinos”.

Y afirmó que esto “no se podría concretar sin tener dichos antecedentes, teniendo en cuenta que existen quienes poseen una ocupación legítima junto a otros que fueron asentándose irregularmente con el tiempo”.

Finalmente, ambas partes acordaron a permanecer comunicados y reunirse nuevamente dentro de 15 días para ajustar todas las medidas implementadas, y con esto, levantar totalmente el corte de ruta.