Dengue: la importancia de evitar criaderos y eliminar el mosquito

Compartir

Teniendo en cuenta que la especie que transmite la enfermedad, se reproduce en cualquier época del año, es decir que también en los días fríos.

Desde el Departamento de Control de Vectores y Zoonosis dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano, reiteraron la importancia de no abandonar la lucha contra el dengue a pesar de la llegada de los días más fríos, ya que el mosquito aedes aegypti, vector del dengue, sigue poniendo sus huevos si encuentra recipientes adecuados para su reproducción.

Recordaron que el dengue se transmite mediante la picadura de ese mosquito, cuando primero pica a una persona enferma y luego a otra sana. Esta especie, vive en las casas y en otros lugares donde habitualmente las personas hacen sus actividades.

Se aloja en los objetos, que forman paredes, es decir que tienen forma ahuecada y que acumulan agua limpia en su interior, ya sea de lluvia o de red. Allí pone sus huevos y se reproduce en nuevos mosquitos, que cuando desarrollan alas, en su etapa adulta, pican y transmiten la enfermedad. 

Cumplimiento de las medidas

Insisten en que es fundamental cumplir con las medidas destinadas a la prevención, las cuales se basan especialmente en: el control de los criaderos de mosquitos, mediante el tratamiento adecuado de los recipientes y evitar las picaduras del insecto.

El control de criaderos, llamados también “focos”, debe hacerse todos los días, eliminándolos cuando no se utilizan; colocándolos boca abajo o bajo techo cuando son usados para alguna tarea diaria, o bien tapándolos herméticamente cuando, por ejemplo, se usan para juntar agua, para evitar que el mosquito coloque ahí sus huevos.

“Lo importante es trabajar en las casas, controlar los criaderos que están en cada domicilio es una tarea que debe llevar adelante el vecino junto a su familia”, aconsejó el responsable del departamento de Control de Vectores y Zoonosis, veterinario Alejandro Romero.

Y avanzó explicando que “muchas veces creemos que la solución son las fumigaciones y esperamos que lleguen a nuestras casas los brigadistas para que hagan ese trabajo. Pero la fumigación es solo una medida que acompaña, porque mata al mosquito en estado adulto, pero la clave es evitar que pongas sus huevos y nazcan nuevos mosquitos”.

Aseguró al respecto que, por ese motivo, si los criaderos son eliminados “el mosquito no va encontrar donde colocar sus huevos. Por lo tanto, no habrá nuevos mosquitos y el riesgo de transmisión de la enfermedad será menor”.

En ese sentido, pidió a los vecinos “seguir las recomendaciones para la prevención a pesar de los días fríos. Revisen el interior de las viviendas, los patios, las veredas. Si tenemos baldíos al lado también. Debemos tomarnos el trabajo de limpiar, cortar el pato, ordenar, eliminar cosas que no usamos, porque es la única manera de que no se formen los focos de reproducción del mosquito”, enfatizó.