Dengue: Luego de los días lluviosos y húmedos instan a los vecinos a acentuar la prevención

Compartir

A pesar de las bajas temperaturas, es fundamental aplicar en las casas y alrededores los cuidados destinados a evitar la presencia de mosquitos, teniendo en cuenta la humedad acumulada durante los días previos.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, recordaron nuevamente a la comunidad, que los días lluviosos y con alta humedad, son propicios para la reproducción del mosquito que transmite la enfermedad del dengue, el Aedes aegypti, que habita en las casas, alrededores y otros lugares concurridos por las personas.

Y no obstante, ya estamos transitando días de bajas temperaturas, las jornadas anteriores se presentaron lluviosas y con alta humedad, lo cual favorece la formación de criaderos de mosquitos, ya que pueden encontrarse recipientes y sitios con agua, donde los mosquitos ponen sus huevos y se reproducen en nuevos mosquitos que pueden picar, transmitiendo la enfermedad.

“Aunque ya estamos transitando el otoño, es importante acentuar los cuidados preventivos. Tomarnos un momento del día para cumplirlos, repartirnos con las otras personas de nuestra familia esos cuidados, para no perder de vista ninguno y que, entre todos, podamos hacer lo necesario para evitar los criaderos, la proliferación de los mosquitos y la enfermedad”, enfatizó el jefe del Departamento de Vectores y Zoonosis, de la cartera de salud provincial, veterinario Alejandro Romero.

Para ello, principalmente deben eliminarse los objetos y recipientes que puedan transformarse en criadero del mosquito. “Son los ahuecados, con paredes, porque en su interior puedan juntar agua”, especificó y se refirió sobre todo a los que quedan tirados en los patios y no tienen ninguna utilidad y a los se usan diariamente, pero quedan a la intemperie y pueden acumular agua de lluvia o, incluso de rocío.

Restos de juguetes, latas, neumáticos, botellas descartables y todo objeto similar “que no utilizamos” deben ser desechados en una bolsa bien cerrada, dijo. Lo mismo con los baldes, palanganas, cisternas, tanques, aljibes, piletas de lona, que según su tamaño deben tratarse, por ejemplo, colocándose bajo techo, en posición boca abajo, o deben taparse herméticamente cuando se usan para juntar agua, para impedir que ingresen los mosquitos y pongan sus huevos, agregó.

En tanto que, los floreros, macetas y portamacetas, deben ser desagotados diariamente, o bien, reemplazar el agua por arena. Esto debe repetirse con los bebederos y comederos de mascotas “que diariamente deben ser desagotados y luego hay que refregar sus paredes para eliminar los huevos de mosquitos que quedan adheridos a las paredes”.

Uso del larvicida

Otra de las medidas fundamentales para prevenir el dengue, es el uso del larvicida Bacivec, destinado a matar las larvas de los mosquitos que están en los recipientes que no pueden ser tratados adecuadamente. Es decir, que no pueden ser tapados o desagotados. También puede aplicarse en los sumideros y rejillas, siguiendo en todos los lugares las instrucciones que dan los brigadistas.

“Este líquido no es nocivo para animales ni seres humanos”, aseguró Romero y señaló que, por lo tanto, puede usarse con tranquilidad en las casas. “Es muy efectivo para eliminar las larvas y lo entregan los brigadistas de forma gratuita, cuando visitan las casas”.

Repelentes e insecticidas

Añadió igualmente que, a pesar del frío “debemos evitar las picaduras y no pensar que los mosquitos solo nos van a picar en días calurosos”. Esto debe hacerse mediante el uso de repelentes, colocándolo cada dos o tres horas, sobre la piel y sobre la ropa, especialmente cuando vamos a estar al aire libre y en las horas de mayor actividad de los mosquitos: al amanecer y atardecer. Más el uso de insecticidas que ahuyenten a los mosquitos de las viviendas, en cualquiera de sus formas de presentación: espirales, tabletas, aerosoles, spray y otros.