Compartir

Desde el Departamento de Control de Vectores del Ministerio de Desarrollo Humano reiteraron a la comunidad la importancia de profundizar los cuidados destinados a evitar la presencia de mosquitos en las casas y los alrededores, después de los días de lluvia.

Recordaron que los ambientes cálidos y húmedos son más propicios para la reproducción del mosquito que transmite la enfermedad del dengue, el Aedes aegypti, especie que habita preferentemente las casas y otros lugares concurridos diariamente por las personas.

“Nos encontramos ya en días con temperaturas más altas y con días en que las lluvias se están presentando con mayor frecuencia. Esto favorece que se acumule agua en los recipientes que no son eliminados, tapados o tratados adecuadamente, formándose así criaderos de mosquitos y es lo que debemos evitar”, insistieron los responsables de Vectores.

En tal contexto, recomendaron acentuar las medidas preventivas. Por ejemplo: eliminar cualquier objeto ahuecado, que forme paredes y que en su interior pueda acumular agua, sobre todo los que están tirados en los patios sin utilidad “como restos de juguetes, latas, botellas y similares”.

También pidieron tratar adecuadamente a los que se usan para realizar tareas domésticas y otras, como por ejemplo, baldes, palanganas “que deben ser tapados o colocados bajo techo para evitar que acumulen agua”. Los floreros, macetas y portamacetas deben ser desagotados diariamente o “en lugar de colocar agua, llenarlos con arena”.

Lo mismo debe repetirse con los recolectores de agua de acondicionadores de aire, bebederos y comederos de mascotas “que deben ser desagotados y fregar sus paredes todos los días, para eliminar los huevos de mosquitos que se quedan adheridos a las paredes, para evitar así su reproducción”.

Del mismo modo, aconsejaron el uso del larvicida Bacivec para matar las larvas de mosquitos que se encuentran en los recipientes que no pueden ser tapados o desagotados, por ejemplo: tanques, cisternas, aljibes, piletas de lona, sumideros y rejillas. “No es nocivo para animales ni seres humanos, por lo tanto puede aplicarse tranquilamente y es muy efectivo para eliminar las larvas. Es entregado gratuitamente por los brigadistas que visitan las casas”.

“Estamos comenzando la temporada de mayor reproducción de los mosquitos, precisamente por las condiciones del ambiente, de temperatura y humedad altas. Es extremadamente necesario cumplir con los cuidados para evitar que los mosquitos se reproduzcan. La medida clave es la eliminación de los criaderos”, enfatizaron.

“A lo anterior debe sumarse el uso de larvicida, el uso de repelente para evitar las picaduras, porque cuando el mosquito pica transmite la enfermedad. Todas estas medidas ayudan, a evitar que haya mosquitos dando vueltas y que puedan picarnos. Cuanto menos mosquitos tengamos y cuanto menos mosquitos nos piquen, menos posibilidades hay de que ocurra la transmisión y de poder controlar la enfermedad”, aseveraron.