Compartir

Es imprescindible que cada vecino ponga en práctica a diario las medidas preventivas. No solo los días posteriores a las lluvias.

Se recuerda a la población que el mosquito Aedes aegypti, vector de las enfermedades del Dengue, Zika y Chikungunya, tiene hábitos domiciliarios. Se reproduce en agua limpia acumulada existente en los alrededores de los lugares frecuentados por las personas, de aquí la importancia de desechar cualquier objeto que pueda convertirse en un criadero de mosquitos.

Las tareas de prevención se realizarán este domingo en distintas localidades de la provincia, en los cuales se concretarán fumigaciones espaciales, entrega de repelentes y materiales gráficos informativos para la comunidad.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano provincial detallaron que en la jornada los brigadistas y agentes sanitarios, provistos con equipamientos y maquinarias especiales, continuarán con el cronograma previsto en Ingeniero Juárez, Laguna Blanca, San Martín II, General Güemes, Clorinda, Las Lomitas y Los Chiriguanos.

Además, se dialogará con los vecinos para concientizar acerca de las medidas de prevención, se fumigarán los espacios públicos como calles, pasajes, parques, plazas y avenidas. Los móviles provistos con maquinarias especiales y equipos técnicos especializados recorrerán los lugares mencionados.

Desde la cartera sanitaria provincial recomiendan que las personas apliquen repelente contra insectos en la piel expuesta. Que rocíen su ropa con repelentes ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina. Que usen camisas de manga larga y pantalones largos. Que se usen mosquiteros en las camas. Se recomienda echar insecticidas en la habitación una hora antes de acostarse.

En cuanto a los cuidados ambientales, cada casa, jardín, terreno, debe ser revisado en búsqueda de recipientes que puedan acumular agua. Incluso hay que eliminar el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas. Hasta recomiendan rellenar los huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia. Se deben enterrar latas, llantas y demás recipientes u objetos que puedan almacenar agua. Los que no se puedan tirar, deben colocarse boca abajo o con tapa.

Especial atención con el agua de los floreros que debe cambiarse frecuentemente. De ser posible, habría que usar productos alternativos en lugar de agua, como geles o arena.

Por su parte, en horas de mayor actividad de los mosquitos (amanecer y atardecer), las puertas y ventanas deben permanecer, preferentemente, cerradas o protegidas con telas mosqueras para evitar el ingreso de estos insectos al interior de las viviendas. Además el cuerpo debe ser protegido con ropas largas que lo recubran y debe también colocarse repelente para evitar las picaduras.