Denuncian venta de espacios y amenazas a jubilados en filas de entidades bancarias

Compartir

Un grupo de adultos mayores, todos ellos jubilados que se encuentran haciendo filas para cobrar sus haberes, fueron recibidos por el Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca, quien en gestiones con gerentes y funcionarios del Banco Formosa, pudieron determinar claramente, “que no existe ninguna nueva exigencia por parte de esta entidad bancaria en relación a los jubilados”.

Lo que sí existe es un trabajo coordinado con la Policía de la Provincia “para erradicar a los delincuentes que se abusan de las necesidades de nuestros abuelos y les cobran hasta $500 por cada lugar, siendo estas personas sumamente violentas y para lo cual el Defensor le pidió al Jefe de policial, comisario general Walter Arroyo que en la medida de las posibilidades, cubra los días de pagos, los lugares donde los jubilados hacen filas para esperar cobrar sus beneficios y que proceda a aplicar las normativas vigentes en todos aquellos casos en que personas inescrupulosas sean detectadas, “vendiendo lugares y amenazando a adultos mayores”.

Gialluca señaló que, en la Sede de Mitre y España, “están todos los meses dos mujeres, una rubia y otra morocha acompañadas por otras personas que maltratan a los jubilados, además de vender lugares, donde colocan silletas u obstáculos que indican que esos lugares ya están reservados”. Desde la Defensoría del Pueblo se solicitó a todos los jubilados o apoderados que se encuentren con estas situaciones, que inmediatamente hagan la denuncia por ante la Comisaria del lugar que corresponda, puesto que además de abusarse de los adultos mayores, esta gente ha tomado, “la vereda para extorsionar a quienes se encuentran haciendo una fila”.

Por otro lado, señaló el Funcionario Provincial que también es necesario no apersonarse con tanta anticipación, puesto que hemos sido informados por el Banco de Formosa que los días de pago se refuerzan las atenciones de modo tal que todos puedan percibir sus beneficios a través de cajeros humanos y además se tiene siempre la alternativa de utilizar los cajeros automáticos. “Comprendemos las necesidades de la gente y de contar con su dinero en la mano, por ello también pedimos a todas las entidades bancarias que den cumplimiento a lo previsto en la Ley Nacional Nº 24.240 en lo relativo a la atención y trato digno que deben tener los usuarios, “pues se considera trato indigno al consumidor y usuario de acuerdo con lo establecido por la Ley Nacional Nº 24.240, a la espera mayor a 30 minutos en una fila que exponga a contingencias climáticas y sin sanitarios de libre acceso”, expuso.