Denunciaron al diputado Ramírez por relatar una falsa historia y montar una “operación mediática”

Compartir

El legislador sostuvo que separaron a un bebé recién nacido de su madre y que no sabían su paradero; pero el padre del niño desmintió la versión y aseveró que fueron utilizados para fines partidarios.

El diputado provincial por el PRO-Cambiemos, Enrique “Quique” Ramírez, fue denunciado por Benjamín Martínez, quién aseveró haber sido utilizado para montar una operación mediática a cambio de un dinero que nunca se le pagó.

A través de sus redes sociales, el legislador relató que una mujer fue trasladada a Ingeniero Juárez, luego de parir, para realizar la cuarentena correspondiente por ser contacto estrecho de un caso positivo de COVID, mientras que el bebé fue llevado hasta Formosa Capital; y que, durante una semana, ambos padres no supieron nada de su hijo.

Por tal motivo, el padre de la criatura, Benjamín Martínez desmintió la historia de Ramírez y, además, lo denunció por utilizarlo y prometerle un pago de dinero que nunca ocurrió.

En el video expuesto por el diputado macrista, Martínez ratificó el relato, pero según aclaró, lo hizo porque le prometieron y no sabía que el video “se iba a usar así”.

“Primero me llamó Ramírez por teléfono diciéndome que querían hacer un video y me pedía que explique mi situación. Me llamó con una promesa de pago para las próximas semanas. Ahora ya son 2 semanas, estamos en febrero y no pagó. Por eso quiero desmentir el error que tuvo porque yo no pienso de esa forma”, explicó el hombre.

Respecto al caso de su bebé recién nacido, Benjamín manifestó que “yo no estuve ahí”, pero que su mujer le contó que tuvo a su hijo en las Lomitas y no se lo “sacaron”, sino que fue trasladado a Formosa Capital porque nació con ocho meses de gestación y un problema respiratorio.

“Quiero agradecer al director del hospital José Fernández, porque él gestionó para que yo vaya y vuelva hasta Capital a buscar a mi bebé, llegamos a la escuela 319 donde estaba aislada mi señora, se lo entregué y me fui a mi casa. Siempre estuvimos al tanto de que el bebé estaba en Formosa Capital”, precisó.

Por último, Martínez remarcó que, luego de enviarle el video al diputado Ramírez, “no me contestó más el teléfono” y tampoco “me pagó lo que me dijo”.

“Yo no sabía que se iba a utilizar así mi video”, esbozó; y agregó: “Pensé que era una ayuda normal y si no era por el médico José Fernández, íbamos a seguir siendo usados porque los médicos hicieron lo correcto”.