Compartir

La convención del radicalismo provincial resolvió este sábado conformar el “Nuevo Frente”, autorizando a sumar a extrapartidarios e independientes en un plazo no mayor a tres días. Pero todo ello se sucedió en una convención que se extendió por más de cinco horas, donde patovicas contratados impidieron el acceso a dirigentes opositores a la intromisión del expulsado legislador del PJ, Adrian Bogado. Incluso, uno de los férreos custodios en la puerta, el diputado Ricardo Carabajal fue captado por las cámaras agrediendo a un dirigente que pugnaba por ingresar infructuosamente forcejeando con los “hombres de negro”.

El ex ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile presidio la convención, la cual faculto a los miembros de la mesa confederal provincial del Frente Amplio Formoseño a consensuar una formula a candidatos a gobernador y vice, para encabezar el Nuevo Frente, en el término no mayor a tres días.

Se autorizo al senador Luis Naidenoff, el diputado Martin Hernández y el concejal Rubén Rodríguez a incluir a independientes y afiliados a otras fuerzas políticas, en lo que dijeron se trata de asegurar la participación plural de la alianza suscripta, aunque los ofuscados afiliados dijeron que se estaba encubriendo el real propósito de que Bogado fuera candidato a la gobernación.

“Participamos con profundo dolor la entrega de principios y dignidad radical. Lugar de sepelio: comité provincial desde las 10 horas”, fue una de las consignas de los muchos impedidos en acceder al comité, mientras otros hacían un llamamiento a votar en blanco.