Desarrollo Humano insta a reforzar las medidas preventivas contra el Aedes aegypti

Compartir

Ante las lluvias registrada en estas últimas horas y las altas temperaturas, desde el Ministerio de Desarrollo Humano recuerda a la población la importancia de reforzar las medidas de prevención contra el Aedes aegypti, insecto vector de la enfermedad del dengue, chikungunya, fiebre amarilla y zika.

Si bien, las múltiples acciones preventivas de las brigadas sanitarias, en coordinación con personal de los municipios, continúan durante todo el año, intensificándose en los meses de verano, donde este mosquito tiene un impacto reproductivo mucho mayor, el trabajo de los vecinos en sus propias casas es indispensable para su la eliminación.

Dado que este insecto se reproduce cerca de las personas porque se alimenta de su sangre, lo prioritario es eliminar los posibles criaderos, sobre todo los días después de llover, es decir, cualquier clase de recipiente que pueda acumular agua y posibilitar el desarrollo de las larvas.

En este sentido, es necesario tomarse, diariamente, 5 minutos para vaciar baldes, latas, botellas, cubiertas, tapitas de gaseosa, entre otros, que estén al aire libre y que puedan acumular agua; igualmente, mantener tapados los tanques; limpiar todos los días los bebederos de animales: vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar; mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, insecticidas y repelentes.

Asimismo, no se debe dejar de vaciar o limpiar y cubrir reservorios de agua estancada que puedan ser potenciales criaderos, y se debe tener en cuenta que las primeras horas de la mañana y el atardecer son las horas en las que el mosquito presenta mayor actividad.

Cabe destacar que ante la presencia de síntomas como fiebre, dolor detrás de los ojos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, se aconseja fundamentalmente  no automedicarse y consultar al médico.

La única manera para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en eliminar al mosquito vector. Para ello es fundamental mantener el orden del ambiente evitando así que los insectos encuentren lugares donde depositar sus huevos. Por todo lo expuesto se resalta la importancia de tapar, tirar y voltear los recipientes, ya que sin criaderos, no hay enfermedad.