Desarrollo Humano realiza controles y brinda asesoramiento a los productores paiperos

Compartir

Con inspecciones a los alimentos elaborados, más las recomendaciones y el acompañamiento que apuntan a una mejor comercialización de los productos


En contexto de pandemia, el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, intensifica los controles en la feria que lleva adelante el Instituto PAIPPA -Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario-, con el objetivo de continuar con el control de los alimentos que se venden al público, además de asesorar a los productores.


Dichas acciones se encuentran a cargo de la Dirección de Bromatología y se realizan los días viernes, a cargo de los auditores, quienes “hacen el relevamiento de los productos que se comercializan y que tienen un proceso de elaboración, para constatar que sean inocuos para el consumo”, explicaron desde la mencionada Dirección.


Agregaron que “se hace un control y se toman las muestras correspondientes” de los productos elaborados, con el fin de asegurar que los mismos estén “en óptimas condiciones para ser vendidos y consumidos”.


Aclararon que, en caso de encontrarse productos que aún no están registrados “se los asesora, sobre los adecuados procesos de elaboración y sobre los procedimientos que tienen que hacer para la obtener la habilitación”.


En esta ocasión, el accionar tuvo lugar en la feria emplazada en el popular playón del barrio La Paz. Es importante señalar que las tareas “se efectúan con todos los elementos de protección personal, y las medidas de bioseguridad previstas por los protocolos establecidos”, remarcaron.


Por otra parte, comentaron que se están planificando una serie de capacitaciones para los productores, las cuales abarcan generalidades que deben tener en cuenta a la hora de las elaboraciones. “Desde, por ejemplo, la desinfección de la mesada y los elementos de trabajo, la correcta higiene de manos y cómo debe hacerse la adecuada esterilización de los frascos que se van a utilizar para contener los alimentos”.


Se trata de capacitaciones vinculadas a “las buenas prácticas de manufacturas”, destinadas a los paiperos. En tanto, que más adelante, se dividirán de manera específica, de acuerdo a la elaboración de los productos, “por ejemplo cuando se trata de escabeches, mermeladas y distintas formas de cocción que tienen cierto grado de industrialización”, puntualizaron.


En la misma línea, afirmaron que la Dirección de Bromatología tiene por objetivo asesorar y, sobre todo, “acompañar al productor” para inscribirse, contar con la debida habilitación y poder comercializar sus productos, ampliando su mercado de producción dentro del marco de las reglamentaciones que establece el código alimentario argentino.


Cabe resaltarse que las correspondientes habilitaciones más el adecuado asesoramiento, que se ofrece a los productores desde esta área, representa para los paiperos “el beneficio de vender también a los locales comerciales e inclusive poder proyectar la exportar de sus elaboraciones”.