Compartir

El 1 de febrero empezará a implementarse el control biométrico de asistencia de personal, que permitió detectar 200 ñoquis en Diputados. Si bien el régimen de huella digital empezará a funcionar en febrero, será meramente a modo de prueba para el personal.

El sistema de acceso biométrico que permitió detectar en la Cámara de Diputados 200 ñoquis y 700 casos irregulares comenzará a implementarse en el Senado el 1 de febrero, aunque el presentismo se controlará recién a partir del mes de abril, según supo parlamentario.com.

El nuevo sistema fue notificado a los empleados legislativos a fines de diciembre, en una circular por comunicación interna de la Dirección de Recursos Humanos del Senado.

Si bien el régimen de huella digital empezará a funcionar en febrero, será meramente a modo de prueba para el personal, para proceder dos meses después al control de asistencias, a través del registro de ingresos y egresos.

En la Cámara alta, el plantel es de 5.020 empleados, entre planta permanente y temporaria.