Desde la cuarentena obligatoria, la Justicia Federal no otorgó ninguna excarcelación o prisión domiciliaria

Compartir


El juez Federal indicó que en Formosa no hay casos de coronavirus y la U-10 no está sobrepoblada.

El juez titular del Juzgado Federal N°1 de Formosa, Pablo Fernando Morán, confirmó que no otorgó ninguna excarcelación ni prisión domiciliaria por la pandemia, pese a que hubo por lo menos una docena de pedidos de internos alojados en la Unidad 10 del Servicio Penitenciario Federal. Argumentó su decisión al sostener que Formosa no tiene casos de Coronavirus y la unidad carcelaria “no está superpoblada”.
El magistrado comentó que en el marco de la feria extraordinaria sanitaria decretada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se encuentran trabajando los jueces, funcionarios y algunos trabajadores, tanto en oficinas como desde sus casas, tramitando expedientes, avanzando con el expediente digital.
“Al principio, con la cuarentena se había paralizado el tráfico fluvial, el aeropuerto estaba y sigue cerrado, se frenó el delito de contrabando, si bien con el pasar de las semanas se han ido detectado algunos casos. Los delincuentes siempre le encuentran la forma con el relajamiento de las normas, cuando se permitió el tránsito de algunos vehículos, cuando se reabren algunos pasos, el delincuente le busca la vuelta y trata de filtrar estupefacientes y cigarrillos”, precisó Morán.
En tal sentido, recalcó que este delito se disparó en los últimos días con la escasez de cigarrillos para la venta en Buenos Aires y el centro del país.

Control de otros poderes
Subrayó el juez que además de la tramitación e investigación de causas de contrabando en conjunto con las fuerzas federales, el Poder Judicial de la Nación “lo que hace en momentos como éstos de pandemia y emergencia es controlar a los otros poderes. Debemos evaluar la constitucionalidad o no de la normativa de emergencia que va dictando el gobierno nacional o el provincial”.

Detención domiciliaria
El magistrado fue consultado acerca de los pedidos de detención domiciliaria por la pandemia, y al respecto, reconoció que “siempre hay pedidos, en cualquier situación hay pedidos de los presos para salir, sean excarcelados o en prisión domiciliaria, amparándose en cualquier excusa”.
“Existiendo esta pandemia a nivel mundial y tomando nota de lo que pasó en otras provincias, o amparándose en alguna normativa, esas noticias corren como reguero de pólvora entre los presos, y todos van planteando. Se plantearon 12 o 15 planteos, se analizó cada caso, pero desde la cuarentena no hubo ninguna excarcelación o prisión domiciliaria otorgada”.
“Mi postura es que en ninguno de los casos que tuve amerita la situación ponerlo en libertad o mandarlo a domiciliaria, porque en la provincia gracias a Dios, no se han detectado casos positivos de Coronavirus. En la unidad penitenciaria no hay casos, la U-10 no está sobrepoblada”, subrayó.
Avanzó al señalar que la U-10 “podría ser mejor, como cualquiera de Latinoamérica, pero comparada con el resto de las unidades penitenciarias que conozco en otras jurisdicciones, está en buenas y razonables condiciones. No justifica la necesidad de vaciarla o de sacar a la gente para evitar riesgos”.
Por último, manifestó que en la unidad penitenciaria las autoridades tomaron medidas preventivas de contagios, por lo cual los internos que estaban realizando actividades laborales, como limpiar camionetas en el patio, fueron suspendidas.