Compartir

El Defensor del Pueblo de la Provincia, José Leonardo Gialluca, calificó de “desmedida” e “irracional”, la pretensión de la Empresa Crucero del Sur Agrupación, de pedir un aumento en el boleto del transporte urbano de pasajeros para la ciudad capital que llegaría a $30.

Por ello, el Organismo de la Constitución remitió sendas instancias con carácter de “muy urgente” al Concejo Deliberante capitalino, más precisamente a la Comisión de Transporte a cargo del concejal Fabián Cáceres y al intendente Jorge Jofré a los efectos de que “no aprueben aumento alguno en el costo del pasaje”; hasta tanto no se haga un minucioso estudio de las variables económicas que motivan la necesidad del incremento aducido por la transportista, en contraste con el momento económico que atraviesan los usuarios del servicio.

Sobre el particular, el Ombudsman José Leonardo Gialluca expresó: “A nadie escapa que la empresa debe afrontar variables en los costos inherentes a la prestación del servicio, los cuales son cada vez más elevados, debido a la actual situación económica por la que atraviesa el país entre ellos, salarios de los trabajadores, combustibles, lubricantes, repuestos, etc. No obstante, no debe perderse de vista también la importante ayuda económica que la empresa recibe del Estado Provincial y el hecho innegable que los usuarios del servicio tampoco la están pasado bien, en términos de sus economías domésticas.

Entiende que “con un boleto a $30 una familia tipo, entre trabajo de los adultos y formación de los hijos, debería invertir un mínimo de $11.520 mensuales solo en transporte público, lo cual es inalcanzable para cualquier hogar con ingresos promedios en Formosa. Por ende, previo a autorizar cualquier tipo de aumento, exigimos que Crucero del Sur informe los estudios que ha realizado para pedir este aumento que golpeará -de ser autorizado- fuertemente al bolsillo de las clases sociales menos pudientes de nuestra comunidad”.

El organismo Constitucional al aludir a la eficacia de los servicios públicos y a los efectos de cooperar a que el proceso de fijación de precio sea transparente, pidió a la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante que “nos remitan las proyecciones económicas que hace la empresa y los fundamentos de la solicitud que realiza, a fin de analizarlos desde el punto de vista de la economía doméstica de los hogares formoseños”.

Insistió en que “un valor de $30 pretendido es inaceptable y por ello, coincidimos con el concejal Fabián Cáceres en que debemos buscar el punto de coincidencia justificado y razonable, para así defender los intereses de los 60 mil usuarios que día a día hacen uso del transporte urbano de pasajeros. Veremos que surge del proceso de análisis que está iniciando el Concejo y que, seguramente, lo hará participativo, en la medida en que podamos contar con la información que requerimos y que si existe una decisión de aumento lo sea luego de encontrar dicho equilibrio entre las variables costos-beneficios de la transportista y el bolsillo o economía familiar de los usuarios del transporte público”.